LA TRAGEDIA EN TECOMÁN

LA EXPLOSIÓN

Casa de la familia Gómez González en Tecomán

El pasado 19 de septiembre, poco después de las 13:05 horas, la casa de la familia Gómez González explotó en la localidad de Cerro de Ortega, en Tecomán, uno de los municipios más dañados de Colima por el temblor.

Los cuatro integrantes de esta familia decidieron dejar Suchiate, Chiapas, desde hace 5 años para poder mejorar su economía en Tecomán, Colima.

De acuerdo con vecinos, un cortocircuito que ocurrió por el sismo alcanzó a dos tanques de gas en la vivienda, lo que provocó la explosión que lesionó con quemaduras de tercer grado a Sandra Patricia González Mazariegos, de 23 años, así como a sus hijos Miguel Ángel, de 5 años, y a la pequeña Doyli Paola, de apenas 5 meses de edad.

"Los vecinos dicen que ella estaba adentro con los niños, hubo un cortocircuito, llegó a los tanques de gas, eran dos, explotaron, no alcanzó a salir y sólo cubrió a los niños".

Dania María González, prima de Sandra

LOS TRASLADOS

Ese mismo 19 de septiembre, el Gobierno de Colima informó que de los tres heridos, Sandra sería trasladada por su gravedad en un helicóptero de la Secretaría de Marina (Semar) al Municipio de Villa de Álvarez.

Rubén Gómez, esposo de Sandra y padre de los dos menores, relató a Grupo REFORMA que el traslado de los niños fue en ambulancia, pero directo al Centro Médico Nacional de Occidente en Guadalajara, Jalisco.

Su esposa, sólo estuvo unas horas en Villa de Álvarez y después fue trasladada también a Guadalajara, pero esta vez en ambulancia.

"Media hora después del traslado de Sandra, los niños fueron trasladados a Guadalajara en ambulancia. Sandra fue trasladad después de Villa de Álvarez a Guadalajara, sólo estuvo unas horas en Villa de Álvarez",

Rubén Gómez, esposo de Sandra

MUERE DOYLI

Pasaron apenas tres días, y la familia recibió la noticia de que Doyli Paola, quien apenas nació en abril pasado, murió por las quemaduras de la explosión tras el sismo en Colima.

Rubén, el padre de la niña, relató que este jueves acudió al Semefo para recoger el cuerpo de la menor de edad, y ahora, está vigilando la salud de su esposa y su hijo Miguel Ángel, quien apenas va al preescolar.

"Acabo de venir de Semefo, estoy en el Hospital para ver a mi esposa, no sé nada de ella desde el martes, como estuve con mis niños, pero ya mi mamá vino para apoyarme, ella se está quedando con el niño y yo vine a ver a mi esposa"

Rubén Gómez, esposo de Sandra

DONADORES PARA SANDRA

Además de la reciente muerte de su hija Doyli, a Rubén Gómez le preocupa conseguir los 10 donadores de sangre O positivo que el hospital le pide para atender a su esposa Sandra.

Rubén explicó que cada vez que le limpian las heridas a Sandra, que en este caso es remover la piel muerta, ella pierde mucha sangre.

Pierde sangre cada vez que le hacen su limpieza, por eso me piden los donadores de sangre, ojalá la gente pueda ayudarnos“, expresó.

Rubén concluye que, por ahora, duerme en la sala de espera para recibir noticias y que después tendrá que vivir en casa de su madre, porque la suya quedó inhabitable.

Ahorita como somos de bajos recursos nos toca dormir afuerita, no tenemos a dónde ir. No tenemos hasta ahorita ningún apoyo del Gobierno de Colima o que nos digan qué pasará con la casa“, expresó.