Este viernes, Israel empezó este viernes a enterrar a sus muertos luego de una estampida en la que fallecieron al menos 45 personas, incluyendo niños, durante una peregrinación judía ortodoxa en el norte del país, el evento más multitudinario desde el inicio de la pandemia.

El jueves por la noche, aproximadamente 100 mil personas se reunieron con motivo de una peregrinación para celebrar la fiesta judía de Lag Baomer, en el monte Merón, en torno a la supuesta tumba de Rabí Shimon Bar Yojai, un talmudista del siglo 2 al que se atribuye la redacción del Zohar, una obra central de la mística judía.

Esta fue la congregación más grande desde el inicio de la pandemia, y había sido autorizada por las autoridades. Los peregrinos danzaban y rezaban, pero alrededor de la 1:00 de la madrugada, una enorme cantidad de ellos se abalanzó, tratando de pasar por un pasillo muy estrecho, según testigos.

Esto es lo que se sabe:

¿Qué causó la estampida?

Este viernes, se investigaba el momento exacto en que el concurrido evento se convirtió en una lucha desesperada por la supervivencia.

Según relatos de testigos, videos del evento y declaraciones preliminares de las autoridades, el flujo de personas por los estrechos pasillos alrededor del escenario principal donde se encendió una hoguera y miles bailaban y rezaban se atascó alrededor de la 1 de la madrugada.

De repente, la situación se volvió desesperada.

“Sucedió en una fracción de segundo; la gente simplemente se cayó, pisoteándose unos a otros. Fue un desastre”, dijo un testigo al periódico Haaretz.

Todo escaló rápidamente, pues las personas se amontonaron unas sobre otras en un estrecho pasillo inclinado que tenía piso de metal. Uno de los heridos, Chaim Vertheimer, dijo desde el hospital al medio local Ynet, que el piso estaba resbaloso debido a que se habían derramado agua y jugos de uva

Por alguna razón, hubo una presión repentina en este punto y la gente se detuvo, pero seguía bajando más gente".

Chaim Vertheimer, sobreviviente

La gente no respiraba. Recuerdo que cientos de personas gritaban: 'No puedo respirar'”.

Vertheimer

Los videos mostraron a rescatistas tratando de derribar desesperadamente las barreras metálicas, mientras luchaban por llegar a las víctimas. Zaki Heller, portavoz del servicio de rescate Magen David Adom, dijo que 150 personas habían sido hospitalizadas, y varias se encontraban en estado crítico.

Dos testigos dijeron a los medios que una barricada policial impedía que la gente saliera y causó el hacinamiento. Una puerta lateral en un pasillo había sido cerrada con llave, según mostraron imágenes de televisión.

¿La reunión masiva estaba permitida?

Fotos: AP

El año pasado, cuando la gente se reunió para celebrar en el mismo lugar, las autoridades israelíes arrestaron a más de 300 personas que ignoraron los controles de la Policía.

Sin embargo, la rápida campaña de vacunación del país ha permitido a Israel avanzar hacia la normalidad en las últimas semanas. En abril, la nación levantó su orden de uso de cubrebocas al aire libre y desde septiembre las escuelas abrieron completamente. Hasta el jueves, un 56 por ciento de la población israelí había sido completamente vacunada contra el Covid-19.

Las autoridades habían permitido la presencia de 10 mil personas en el recinto de la tumba, pero, según los organizadores, en todo el país se rentaron más de 650 autobuses, lo que supone al menos 30 mil personas. La prensa local estimó la afluencia en 100 mil personas.

El Primer Ministro Benjamin Netanyahu, que viajó al sitio el viernes, prometió una “investigación exhaustiva”.

La catástrofe del monte Merón es una de las más graves que ha golpeado al Estado de Israel".

Primer Ministro Netanyahu