Expertos internacionales coinciden en que la cifra oficial de India de más de 300 mil muertes por Covid-19 es un recuento muy inferior al real. Utilizando estadísticas de análisis de sangre que estudian cuántos indios han estado infectados con el coronavirus, The New York Times estimó que el número real de decesos por Covid-19 en India varía desde aproximadamente el doble de la cifra oficial hasta niveles de un millón de muertes o, en el peor escenario, mucho más.

Obtener una imagen clara del número total de contagios en India es complicado debido al deficiente mantenimiento de registros y a la falta de pruebas generalizadas. Estimar el número real de muertes requiere una segunda capa de extrapolación, dependiendo de la proporción de infectados que terminan muriendo.

La semana pasada, India tuvo el mayor número de muertes diarias por Covid-19 para cualquier país.

El análisis de The NYT, realizado en consulta con más de una decena de expertos, ofrece varios escenarios de la verdadera magnitud de la devastación por la pandemia de Covid-19 en India.

La 'subrepresentación' de la pandemia

Oficialmente, las estadísticas de Covid-19 de India muestran 26 millones 948 mil 800 contagios acumulados y 307 mil 23 muertes hasta el martes por la mañana.

Es probable que incluso en países con una vigilancia sólida de la pandemia, el número de infecciones sea mucho más alto que los casos confirmados porque a muchas personas que han contraído el virus no se les realizó una prueba. El viernes pasado, un informe de la Organización Mundial de la Salud estimó que la cifra mundial de muertes por Covid-19 podría ser dos o tres veces mayor de la oficial.

Y en India, es muy probable que el número de casos y muertes sea aún más pronunciado, por razones técnicas, culturales y logísticas.

Debido a que los hospitales están abrumados, muchas muertes por Covid-19 ocurren en los hogares, especialmente en áreas rurales, y se omiten del recuento oficial, dijo Kayoko Shioda, epidemióloga de la Universidad de Emory. Los laboratorios que podrían confirmar la causa de la muerte están igualmente abrumados, dijo.

Además, otros investigadores han descubierto que hay pocas pruebas disponibles; a menudo las familias no están dispuestas a decir que sus seres queridos han muerto por el coronavirus; y el sistema para mantener registros vitales en la India es, en el mejor de los casos, inestable. Incluso antes del Covid-19, aproximadamente cuatro de cada cinco muertes en India no fueron investigadas médicamente.

Un escenario conservador

Para llegar a estimaciones más certeras de contagios y muertes por Covid-19 en la India, The NYT utilizó datos de tres estudios de anticuerpos a nivel nacional, llamados encuestas serológicas.

En cada una de ellas, se examina a un subconjunto de la población (aproximadamente 30 mil de los mil 400 millones de personas en la India) en busca de anticuerpos contra Covid-19. Cuando los investigadores han determinado la proporción de personas cuya sangre contiene anticuerpos, extrapolan ese punto de datos, llamado seroprevalencia, para llegar a una estimación para toda la población.

Las pruebas de anticuerpos ofrecen vía para corregir los registros oficiales y llegar a mejores estimaciones de las estadísticas de contagios y muertes. La razón es sencilla: casi todos los que contraen el coronavirus desarrollan anticuerpos para combatirlo, lo que deja rastros de la infección y se pueden detectar con los estudios.

Incluso un estudio serológico a gran escala tiene sus limitaciones, dijo Dan Weinberger, profesor asociado de epidemiología en la Escuela de Salud Pública de Yale. La población de la India es tan grande y diversa que es poco probable que una encuesta serológica pueda capturar el rango completo.

Pero aun así, matizó, Weinberger, las encuestas brindan una nueva forma de calcular cifras de muertes más realistas. “Nos da un punto de partida”, dijo. “Creo que un ejercicio como este puede poner algunos límites a las estimaciones”.

En las estimaciones más conservadoras del número real de víctimas de la pandemia, la cifra de infecciones es varias veces mayor de lo que sugieren los informes oficiales.

El primer escenario en la India, en el mejor de los casos, asume un recuento de infecciones 15 veces mayor que el número oficial de contagios registrados, es decir unos 404.2 millones de infectados.

También asume una tasa de mortalidad por infección (IFR), la proporción de todos los infectados que han muerto, del 0.15 por ciento.

Ambos números se encuentran en el extremo inferior de las estimaciones que The NYT recopiló de los expertos. El resultado es un número de muertos aproximadamente el doble de lo que se ha informado hasta la fecha, unos 600 mil decesos.

El escenario más probable

El último estudio nacional de seroprevalencia en India finalizó en enero, antes de la actual ola que azota al país, y estimó aproximadamente 26 contagios por caso informado.

Esta estimación utiliza una cifra ligeramente inferior, además de una tasa de mortalidad por infección más alta, del 0.3 por ciento, en línea con lo que se había estimado en Estados Unidos a final de 2020. En este escenario, el número estimado de muertes en la India es cinco veces mayor que el recuento oficial.

Como ocurre con la mayoría de los países, en la India, el total de infecciones y muertes no se cuenta. La mejor manera de llegar al escenario más probable se basaría en la triangulación de datos de diferentes fuentes, lo que indicaría aproximadamente entre 500 y 600 millones de infecciones".

Ramanan Laxminarayan, director del Centro de Dinámica, Economía y Política de Enfermedades.

Y el peor

Otro escenario utiliza una estimación ligeramente más alta de contagios reales por cada infección conocida, para contar la actual ola de la pandemia. Además, la lata de mortalidad es más alta, el doble que en la estimación anterior, un 0.6 por ciento, para tener en cuenta el estrés al que ha sido sometido el sistema de salud de la India durante la actual ola.

En las últimas semanas, han escaseado las camas de hospital, el oxígeno y otras necesidades médicas, lo que podría significar que una mayor proporción de personas que contraen el virus están muriendo. Eso aumenta la tasa de mortalidad por infección.

Debido a que hay dos incógnitas diferentes, existe una amplia gama de variables para los recuentos reales de infecciones y muertes en la India, explicó Shioda.

“La investigación en salud pública generalmente proporciona un amplio rango de incertidumbre”, dijo. “Y proporcionar ese tipo de incertidumbre a los lectores es una de las cosas más importantes que hacen los investigadores”.