Desde que el Talibán capturó Kabul el 14 de agosto, Estados Unidos ha evacuado a más de 82 mil 300 personas desde Kabul, Afganistán, en el mayor puente aéreo de la historia del país. Aunque el ritmo ha aumentado en días recientes, la operación sigue siendo caótica, pues numerosas personas tratan de escapar.

Los afganos que tratan de llegar al aeropuerto de Kabul enfrentan una serie de peligros y son muchas más las personas que quieren irse que las que podrán hacerlo. Los que lo logren enfrentarán los numerosos retos del reasentamiento, ya sea en Estados Unidos o en otros países. Y el tiempo se acaba. El Presidente Joe Biden fijó de plazo hasta el 31 de agosto para completar la evacuación.

A continuación, un vistazo a la situación:

¿CÓMO OCURRIÓ?

El Presidente Donald Trump firmó un acuerdo de paz con el Talibán en febrero del 2020 como parte de las gestiones para poner fin a lo que llamó “guerras inacabables” en el Oriente Medio, y fijó un plazo del 31 de mayo para la retirada total de los soldados estadounidenses.

Biden, que dice que no quiere seguir arriesgando vidas estadounidenses en una guerra civil entre afganos, mantuvo el plan de retirada, pero extendió el plazo hasta el 31 de agosto.

El Talibán tomo rápidamente el control de casi todo el país a medida en que Estados Unidos retiró el respaldo aéreo a las fuerzas gubernamentales afganas. Numerosos afganos, temiendo represalias y el duro Gobierno del Talibán, se apresuraron a irse al aeropuerto con esperanzas de dejar el país.

¿QUIÉNES SON LOS EVACUADOS?

Las decenas de miles de evacuados incluyen a más de 4 mil 500 ciudadanos estadounidenses y sus familiares, además de afganos que han obtenido visas especiales de inmigrantes, que son para personas que han trabajado para Estados Unidos o miembros de la OTAN como intérpretes o en otras tareas.

Estados Unidos está evacuando además a afganos, junto con familiares cercanos, que han solicitado las visas, pero no las han recibido aún y a personas que enfrentan peligro inminente bajo el Talibán. Eso incluye a personas que trabajaron para el Gobierno, miembros de la sociedad civil, periodistas y activistas de derechos humanos.

¿ADÓNDE VAN?


Los ciudadanos estadounidenses y las personas que tienen ya residencia legal en Estados Unidos, incluyendo aquellas que han sido aprobadas para las visas especiales de inmigrantes, pueden proseguir su viaje a Estados Unidos tras una escala, generalmente en Qatar u otro país del Golfo.

Los afganos que han solicitado las visas especiales o que buscan ingresar a Estados Unidos como refugiados, deben primero ir a un “centro de tránsito” en Europa o en Asia para una revisión de seguridad por la inteligencia estadounidense y la Policía, de acuerdo con la Casa Blanca.

Una vez completada la revisión, pueden ser trasladados a Estados Unidos y albergados en bases militares en Virginia, Nueva Jersey, Texas y Wisconsin hasta que sus solicitudes sean completadas y puedan ser reasentados. No está claro cuánto tiempo tomará procesar a los recién llegados en las bases militares.

Además, al menos 13 países, incluyendo Uganda, Ruanda, Costa Rica y Albania, han aceptado recibir temporalmente a refugiados afganos hasta que puedan ser reasentados.

Lo crítico ahora es la evacuación y entonces puedes resolver el reasentamiento en Estados Unidos".

Bill Frelick, director de la división de migrantes y refugiados en Human Rights Watch.

¿HA SUCEDIDO ALGO SIMILAR?


La magnitud y la urgencia de esta evacuación aérea no tienen precedentes, pero Estados Unidos tiene un historial de aceptar refugiados de países en conflicto.

Tras la caída de Saigón al final de la guerra de Vietnam, Estados Unidos evacuó a unas 7 mil personas y al final aceptó más de 100 mil refugiados del sureste asiático. En 1996, Estados Unidos evacuó a unos 5 mil kurdos y otros miembros de minorías del norte de Irak luego de que el Presidente Saddam Hussein recuperó el control de la región.

En 1999, unas 20 mil personas amenazadas por la “limpieza étnica” de Yugoslavia contra albaneses en la Provincia de Kosovo fueron llevados a Estados Unidos como refugiados y albergados temporalmente para procesamiento en la base de Fort Dix, en Nueva Jersey.

Desde 1980, Estados Unidos ha aceptado más de 3.1 millón de refugiados.

¿CÓMO SE REASIENTA A LOS AFGANOS EN EU?

Nueve agencias de reasentamiento, incluyendo el International Rescue Committee y la Conferencia de Obispos Católcos, supervisan una red de afiliados que trabajan para ayudar a los refugiados. Una vez que los llevan a sus ciudades de residencia, usualmente reciben asistencia alimentaria y de viviendas por los primeros 90 días, pero se espera que logren la autosuficiencia. Los reciben en el aeropuerto y los llevan a sus nuevas viviendas, generalmente un apartamento.

Los grupos sin fines de lucro, que operan en combinación con subsidios del Gobierno y donaciones privadas, les ayudan a encontrar trabajo y aclimatarse.