En los últimos 50 años, los desastres climáticos se han multiplicado por cinco debido al cambio climático, según un informe de la la Organización Meteorológica Mundial (OMM).

Estos desastres han causado la muerte de 115 personas por día y pérdidas materiales de 202 millones de dólares por jornada.

La OMM, una agencia de Naciones Unidas, estudió la frecuencia, mortalidad y las pérdidas económicas causadas por desastres vinculados a fenómenos meteorológicos extremos entre 1970 y 2019.

A continuación, las claves del estudio.

11 MIL DESASTRES

El informe registró 11 mil desastres atribuidos a fenómenos extremos en todo el mundo desde 1970 hasta 2019. En ese periodo, los eventos se multiplicaron por cinco.

Entre 1970 y 1979, hubo 711 desastres, mientras que en el plazo de 2000 a 2009, se registraron 3 mil 536.

Se calcula que los 11 mil desastres causaron más de dos millones de muertes y pérdidas materiales que superan los 3.64 billones de dólares.

En todo el mundo, el 44 por ciento de los desastres estuvieron asociados con inundaciones, mientras que un 17 estuvo relacionado con ciclones tropicales.

En tanto, las sequías fueron responsables de las pérdidas humanas más graves durante ese periodo, con unas 650 mil muertes, mientras que las tormentas dejaron más de 577 mil fallecidos. Las inundaciones, por su parte, han cobrado unas 59 mil vidas en los últimos 50 años y las temperaturas extremas cerca de 56 mil muertes.

Más del 90 por ciento de los más de dos millones de muertes se produjeron en lo que la ONU considera como países en desarrollo, mientras que casi el 60 por ciento del daño económico ocurrió en países más ricos.

El alcance de la destrucción crece porque más gente se instala en zonas peligrosas a la vez que el cambio climático hace los desastres más fuertes y frecuentes, según responsables de desastres y meteorología en Naciones Unidas.

El número de fenómenos extremos meteorológicos, climáticos y de agua va en aumento, y se harán más frecuentes y graves en muchas partes del mundo como resultado del cambio climático. Estas tendencias negativas en el clima continuarán las próximas décadas''.

Petteri Taalas, Secretario general de la OMM.

LOS MÁS MORTALES

A continuación, el número de muertes que han dejado los mayores desastres en el último medio siglo, según el informe. 

0 muertos
Sequía de 1983 en Etiopía
0 muertos
Tormenta "Bhola" en Bangladesh en 1970
0 muertos
Sequía en 1983 en Sudán
0 muertos
Tormenta "Gorky" en 1991 en Bangladesh
0 muertos
Tormenta "Nargis" en 2008 en Myanmar

LOS MÁS COSTOSOS

Los siguientes desastres han sido los que más daños han dejado en los últimos cincuenta años. Se muestran las cifras en billones de dólares (bdd).

0 bdd
Tormenta "Katrina" en 2005 en Estados Unidos
0 bdd
Tormenta "Harvey" en 2017 en Estados Unidos
0 bdd
Tormenta "María" en 2017 en Estados Unidos
0 bdd
Tormenta "Irma" en 2017 en Estados Unidos
0 bdd
Tormenta "Sandy" en 2012 en Estados Unidos

MÁS GENTE EXPUESTA

Aunque los desastres se quintuplicaron, están matando a menos gente, debido a los sistemas de alerta, señaló la OMM. En las décadas de 1970 y 1980 mataron a una media de 170 personas al día en todo el mundo. En la década de 2010, esa cifra cayó a unos 40 al día, según el informe.

“Las buenas noticias son que hemos podido minimizar el número de víctimas una vez hemos empezado a tener un creciente número de desastres: olas de calor, inundaciones, sequías y especialmente (…) intensas tormentas tropicales como Ida, que ha golpeado recientemente Luisiana y Mississippi en Estados Unidos”, dijo en una conferencia de prensa Petteri Taalas, secretario general de la OMM.

“Pero las malas noticias son que las pérdidas económicas han ido creciendo muy deprisa y se supone que este crecimiento continuará”.

Aún así, la OMM advirtió que queda mucho por hacer porque solo la mitad de los 193 países miembros de la organización tienen sistemas de alerta.

También destacó de la necesidad de mejorar las redes de observación meteorológica en países de África, en ciertas zonas de América Latina y en islas del Pacífico y el Caribe.

El número de personas expuestas a riesgos aumenta debido al crecimiento de la población en áreas que pueden sufrir catástrofes, y a la frecuencia e intensidad crecientes de estos fenómeno".

Mami Mizutori, directora la Oficina de las Naciones Unidas para Reducción de Riesgo de Desastres