El Clásico Regio Femenil tendrá a las dos mejores goleadoras en la historia de la Liga, con Desirée Monsiváis, de Rayadas, que ya superó los 100 goles, y Katty Martínez, de Tigres, que está cerca de llegar al centenar.

Son pura dinamita

Katty Martínez

Desirée Monsiváis

Así llegan al Clásico

Katty disputó 90 minutos en el 3-0 ante Puebla, donde no anotó. Está a 5 anotaciones de llegar a las 100 en la Liga MX Femenil. Es la líder anotadora del torneo con 12 tantos.

Desirée, por su parte, fue suplente ante León y siguió acrecentando su historial anotador en la competición al ingresar de cambio y marcar un golazo de tiro libre.

El Clásico es suyo

La delantera de Tigres ha marcado 11 goles en el Clásico Regio Femenil, convirtiéndose en la máxima anotadora de la historia de la rivalidad.

No le favorece la historia

Monsiváis le ha hecho 8 goles a Tigres, el quinto equipo al que más le ha anotado en la Liga MX Femenil, sin embargo, sus tantos no han sido determinantes para que las Rayadas ganen el derbi.

De Selección Nacional

La “Killer” es habitual convocada a la Selección Mexicana, bajo el mando de Mónica Vergara, luego de pasar por selecciones menores, donde jugó en dos ocasiones el Mundial Sub 20 y participó en los Juegos Panamericanos Lima 2019.

La “Matadora” disputó el Preolímpico de Concacaf rumbo a Río 2016, además de un torneo amistoso en Brasil, en 2015, con el Tri Femenil.

Talento de exportación

Katty ha demostrado en diversas ocasiones su interés por jugar fuera de México, incluso en una entrevista con el sitio web de la FIFA declaró que quiere emigrar al Viejo Continente.

“Un sueño mío es jugar en Europa. Creo en los procesos y me encanta ser pionera en el futbol mexicano femenil. Tengo que crecer mucho e irme al extranjero me va a ayudar para luego traer esa mejora al país y seguir avanzando"

Katty Martínez

Monsiváis tuvo un paso por el futbol de Canadá y de Kazajistán, donde llegó a disputar la Champions League. En 2014 jugó con el Toronto Lynx, donde marcó 5 goles en 12 partidos y un año después pasó a las filas del Biik Kazygurt FC, con el que disputó la Champions ante el Barcelona y marcó 17 tantos en 24 duelos.