El arte de la sastrería

Para el empresario, el vínculo con la moda surgió cuando era muy pequeño, pues confiesa que desde esa etapa siempre buscaba lucir diferente a los de su edad y, continuamente, acudía a los tianguis de Polanco para buscar ropa importada que le favoreciera.

Siempre desarrollé esa inquietud, además, el negocio familiar se ha desenvuelto en el textil y la confección, fue algo que me complementó y me hizo ver a fondo la vestimenta, su funcionalidad, la parte estética, no sólo verse bien, también sentirse, comunicar y transmitir”,

comentó el cofundador de la marca Tomorrowland Tailors.

Platica que los trajes han tenido una evolución en el País, ya que recuerda que en su niñez eran para hombres de negocios o con un mayor poder adquisitivo, incluso, habían muchos sastres en el Centro Histórico, a donde acudían los empresarios. 

Posteriormente, esta prenda se hizo de forma masiva y la industria intentó imitar la sastrería de una manera simple, práctica y económica, lo cual sirvió para uniformar a los trabajadores sin importar a lo que se dedicaran.

En la década de los 90 vino todo un cambio, primero, de grandes diseñadores y, luego, del sector para crear diferencias en los productos. De manera que hoy, esto se conceptualiza como algo cómodo y distinguido, pues las nuevas generaciones buscan personalizarlo”,

dijo el esposo de la filántropa Celia Daniel.

Es así que el también propietario de una fábrica de textiles compartió que el uso de saco y pantalón es una mezcla fundamental que no desaparecerá, por lo que se dedica a redefinir la sastrería a través de siluetas, tejidos, interiores y construcción para dar confort, durabilidad y, sobre todo, que cada quien demuestre su personalidad en lo que porta.

 Relató que el proceso para un conjunto a la medida tiene varios pasos, y, aunque los clientes no están acostumbrados a llevarlos a cabo, cada vez hay más personas que concientizan sobre la importancia de seguirlos para conseguir el mejor resultado.

Cuando alguien llega a su cita, primero lo asesoramos e investigamos lo que quieren, para qué situación es la confección; después, se seleccionan los tejidos y se hace la toma de medidas para continuar con la creación de su modelo. Por lo menos, se requieren dos pruebas para una ceación impecable”,

expresó el empresario.

Asegura que combina la técnica artesanal con la industrial, con lo que las piezas son duraderas y no haya necesidad de tener un armario gigante, sino uno básico.

 

Un traje para cada tipo de cuerpo

  • Para dar la apariencia de un torso extenso, lo ideal es alargar lo más posible el cruce del botón del saco.
  • En general, ya sea para robustos o delgados, prefiere los pantalones sin pinza, pues son perfectos para cualquier figura.
  • En caso de que una persona requiera más volumen en sus piernas, entonces sí recomienda añadir pinzas en el pantalón.

Must en los armarios de los hombres

  • Es fundamental estar preparado para un evento formal con un smoking impecable y sus favoritos, por el momento, son los de color midnight blue.
  • El traje negro no debe faltar, sobre todo, con una camisa blanca y una corbata oscura, pues es una opción elegante para cualquier tipo de evento.
  • Los conjuntos en tonos azul marino y gris también son básicos.
  • Los accesorios son un acierto para darle un twist a las prendas, por ejemplo, él tiene varios lentes con los que combina sus outfits.
  • Los pañuelos de seda, algodón o lino, según la temporada, dan un acento particular a la vestimenta.
  • Las mascadas de seda para cubrir el cuello son una pieza que hace única la combinación.
  • Los zapatos siempre deben estar limpios y bien cuidados.

Fun fact

¿Cuál es el traje que más le emociona recordar?

En 1989, estaba recién casado y realicé uno de los primeros viajes a Europa con mi esposa (Celia Daniel); estaba obsesionado con Versace, así que al llegar a Milán, corrí a la tienda en Montenapoleone y me compré el primer traje que amé durante mucho tiempo. Tenía el tejido príncipe de gales, era verde olivo, de un botón, elegantísimo y recto”.