El futuro es sostenible

Preocupado por la situación ambiental del mundo a causa del fast fashion, Rodrigo Müller emprende un proyecto para que la sociedad haga conciencia sobre el consumo y valore los productos sustentables.

Se trata de un documental alrededor de diversos países de Latinoamérica, en los que filma el presente de la situación en la moda para cambiar el futuro de la misma, y para entender de dónde viene su pasión por estos temas, sólo hay que conocer su origen.

Nací al sur de Brasil, así que tengo mucho contacto con la naturaleza y de ahí mi preocupación. A los 18 años empecé a trabajar como modelo para pagar mis estudios de Sociología y Derecho y, al graduarme, me fui a Londres para tomar cursos de cine”,

explicó el egresado de la Universidad Católica de Río Grande del Sur.

Durante su estancia en Europa continuó modelando, lo cual le permitió conocer a muchos personajes de la industria, sin embargo, a la par, descubrió el problema de contaminación que ésta causa, por lo que su plan de vida cambió y decidió poner manos a la obra.

“Comencé a viajar por América Latina para surfear, pues es algo que me encanta desde niño, entonces, descubrí historias muy interesantes, pero, sobre todo, me pareció fantástica la ropa de cada lugar”, contó.

Es así que en 2010 determiné que ya no podía laborar en lo que hacía, pues no era bueno para el mundo, me regresé a mi lugar de origen y con todo el conocimiento que adquirí inicié toda una investigación sobre este ámbito”.

En 2016, creó MODA.DOC América Latina, una plataforma en la que expone culturas y sus indumentarias, a través de entrevistas con amigos periodistas, abogados, catedráticos, diseñadores y personajes del sector.

De este modo, se le ocurrió la idea de realizar un largometraje, del cual se enteró el equipo de VOX TV y, debido a que el canal no podría pagarle los viajes en diferentes destinos, le ofreció una coproducción.

Es así que mientras que el productor filmará todo el contenido, la televisora se encargará de editarlo en portugués, español e inglés, para después distribuir la película en varios canales y festivales de cine.

Ahora que estuve en México, andaré por Chiapas y Oaxaca y, si tengo la posibilidad, iré a Mérida, para después adentrarme en Bolivia, Colombia, Venezuela, Perú, Chile, Uruguay, Argentina y terminar en Brasil”.

Añadió que debe entregar el contenido a finales de año y, en marzo de 2022, se lanzará su esperada cinta, con la que espera cambiar la mente de las personas.

“Mi expectativa es que esto sea el punto de partida para un movimiento de valoración de la moda de nuestro continente, ya que nosotros tenemos absolutamente todo para crear una tendencia original, ética y mucho más consciente”, confesó.

El porvenir está en la sostenibilidad, no hay de otra, somos muchos en el planeta, así que hay que repensar el modo en el que producimos y consumimos”.

Es así que el emprendedor regresó al modelaje para costear las visitas a cada lugar y continuar con su plan, del cual está seguro que revolucionará las ideas de muchos compradores.

Conoce las historias de Rodrigo a través de la cuenta
de su plataforma @Modadocamericalatina

10 puntos para reflexionar

  • De a cuerdo a la Organización de las Naciones Unidas, la industria de la moda es la segunda más contaminante del planeta, incluso, se le adjudica como responsable del 8 por ciento de los gases de efecto invernadero.
  • Del mismo modo, el organismo internacional le atribuye el 20 por ciento de aguas residuales, pues su producción requiere de 93 mil millones de metros cúbicos de este elemento al año, lo cual crea un impacto negativo en el medio ambiente.
  • Durante la Conferencia de la ONU sobre Comercio y Desarrollo, se dio a conocer que cada segundo se queman o entierran textiles equivalentes a un camión de basura.
  • Ante este panorama ambiental, cada vez más personas se suman a replantearse el consumo de fast fashion, pues entre 2000 y 2014, la producción de ropa se duplicó.
  • Entre las alternativas para combatir esta problemática está el uso de fibras sintéticas, hechas a partir de combustibles fósiles, incluso, otras opciones son textiles renovables y biodegradables.
  • Dentro de las innovaciones del área, las herramientas tecnológicas han permitido la creación de nuevos textiles hechos con cítricos, fibra de piña o plátano, setas, cactus, manzanas, café y algas marinas.
  • La Alianza de las Naciones Unidas para la Moda Sostenible reveló que, debido a que muchas marcas no reciclan sus insumos y se tira mucha de la ropa que no se vende, el sector pierde alrededor de 500 mil millones de dólares cada año.
  • Asimismo, informó que la industria está valuada en 2.4 billones de dólares y da trabajo a alrededor de 75 millones de personas en el mundo.
  • Al ser un rubro de trascendencia mundial, cada vez son más las propuestas de diversos organismos para aminorar su impacto y detener las malas prácticas para el beneficio del ecosistema.
  • Para aprovechar al máximo las prendas, la PROFECO recomienda poner atención a las etiquetas de la ropa para darle el cuidado adecuado y más vida.