Ivonne Marcos y Esteban Said

"Es un lugar espectacular, lleno de memorias, con muchos y diferentes espacios, cada uno con personalidad distinta”.

Esteban Said

ACAMILPA, Morelos.-”Reza el dicho que árbol sin raíz se cae; siempre hay que conectar con nuestra ascendencia, sentir la vibra de todo lo que ha pasado en el lugar que está lleno de historias”, así lo afirmó Esteban Said, uno de los invitados a un fin de semana en una de las haciendas con mayor tradición en el País.

Bajo esa premisa, el empresario y un grupo de amigos se desconectaron de sus tareas de la Ciudad para adentrarse en la naturaleza y sumergirse en la tradición de este tipo de construcciones.

Xuxu

Al cruzar el portón de la Hacienda Acamilpa, los viajeros se mostraron emocionados por convivir y conocer un poco más de este spot, el cual fue fundado por los jesuitas en 1604 y que fue una fábrica de azúcar y aguardiente por más de 400 años.

Tras ser recibidos por el staff con unas bebidas de bienvenida, los viajeros recorrieron cada uno de los espacios de la mano de Andrés Flores, anfitrión.

Maki posó en el patio central, desde donde se escucha la fuente y alcanzó a ver todos los jardines.

“En la Revolución Mexicana la tomó y la saqueó Zapata para ayudar a financiar su guerra. Después, en los años 60, mis abuelos la compraron en ruinas y la restauraron para transformarla de fabrica a casa de campo”, contó el egresado de Ciencias Políticas de Acadia University, en Canadá.

“Hace cinco años, mi familia me dejó hacer el proyecto de convertirla en un pequeño hotel boutique. Hoy, hacemos eventos muy padres como el de este fin de semana, personalizados y especiales; hemos hecho bodas increíbles con decoraciones espectaculares y otras mucho más íntimas y sencillas”.

Andrés Flores, director del proyecto

Tras instalarse en sus respectivas habitaciones, los asistentes se vistieron de gala y se colocaron un antifaz para ser parte de una masquerade party, la cual fue decorada por el event planner Omar Cedillo.

“Para esta noche, me inspiré en una cena elegante en la época de los ingenios azucareros; México es lo máximo, tiene verdaderas joyas en todos los estados y no nuevas, sino con un pasado que nos representa”, destacó el diseñador.

Tomás de la Hoz y Camila Segura afirmaron que esta experiencia es perfecta para relajarse y disfrutar en familia o armar un plan en bola con muchos amigos.

Mientras probaban el menú, los amigos disfrutaron de la propuesta musical de Eduardo Herrera, quien preparó un espectáculo especial para esa noche.

“Es parte de mi show base, el que presento constantemente. Para esta ocasión, cambié la instrumentación para mostrar un concepto más romántico, pero esta vez sólo se utilizó una guitarra acústica y percusiones reduciendo de esta manera mi banda”, dijo el cantante, quien ha grabado cinco álbums y pronto lanzará otro de covers.

"A donde voltees está impresionante; me encanta ir a lugares donde conectas con la naturaleza, el arte, la cultura y el pasado”.

MARION LANZ-DURET, conductora
Carlos y Marion Lanz-Duret

SPLASH!

Omar Cedillo y Eduardo Herrera

"Lo que más disfruté fue el haber compartido mi música, conocer gente nueva y disfrutar del grupo que se formó en este viaje”.

EDUARDO HERRERA, cantante

A la mañana siguiente y después del brunch, los trendsetters aprovecharon la tarde para conocer un poco más de este lugar y conectar con la naturaleza.

“Es un sueño, cada rincón tiene su encanto, jardines espectaculares y una capilla hermosa, desde la puerta y la arcada, a un lado un árbol enorme cuyas raíces se podían apreciar, seguido de unas escaleras que conducían a las bóvedas y túneles azucareros impresionantes, los cuales fueron otro de mis spots favoritos”, platicó la health coach Ivonne Marcos.

"Mi spot favorito fueron los jardines desérticos, ya que resaltan con todo el ambiente de la hacienda, haciéndola un lugar único y totalmente diferente”.

EDGAR ROMERO

Al mediodía, llegó el momento de ponerse el traje de baño y, entre inflables, disfrutar de una pool party al ritmo de la música del DJ y brindar con aperol y drinks servidos por Cava Social.

“Estos sitios enriquecen la experiencia de vacacionar, el lugar te habla del paso del tiempo y la permanencia a la vez, hay partes intactas que parecen congeladas en el tiempo y otras solo dejan ver fragmentos. La naturaleza se va fundiendo con lo construido y por eso cada rincón tiene encanto y carácter propio”, agregó el empresario Tomás de la Hoz.

Ivonne Marcos y Esteban Said

"En pareja, nos encanta viajar y conocer lugares diferentes; nos gusta la tranquilidad, un buen vino, comida y estar en paz, así como compartir con amigos momentos de diversión y fiesta”.

IVONNE MARCOS, health coach
Camila Segura y Tomás de la Hoz

Al caer la tarde, chicos y chicas se alistaron nuevamente para una grata experiencia: una cena y fogatada dentro de las bóvedas.

“Lo que más me gustó fue la convivencia; cada evento estaba lleno alegría y buenas vibras, en todo el fin podías disfrutar de grandes cosas, ya sea el spot, la comida, la plática y risas, todo estuvo lleno de muy gratas sorpresas”, contó Edgar Romero, quien tiene una agencia de marketing digital, enfocada a PYMES.

Miguel Núñez, Xuxu y Edgar Romero

El último día de aventuras arrancó con un desayuno mexicano, en el que los  asistentes aprovecharon para contar sus
impresiones y resaltar la importancia de transportarse a otra época.

“Entre la decoración y todo, es como viajar al pasado; me impactó el lugar tan divino, los sonidos de la naturaleza, lo bien cuidada que está, los muebles y las antigüedades”, dijo la conductora MarionLanz-Duret.

Omar Jilwan y Deborah Jones

Al hacer el recuento de la experiencia, los jetsetters coincidieron con el anfitrión en que las haciendas son los castillos de México, y que ya sea en ruinas o restauradas, siempre tienen algo impresionante que presumir.

“La cultura no sólo la hace más interesante y rica, sino también más variada; sin los sitios históricos, el pasadoparecerá alos jóvenes del futuro simplemente como un cuento de hadas”,

Maki, Carlos y Marion Lanz-Duret

En la masquerde party, Eduardo Herrera fue el encargado de poner el ambiente musical al interpretar diversos éxitos con su particular estilo.

Omar Cedillo fue el event planner encargado de montar las mesas para la cena de gala y la fogatada en las bóvedas.

En la pool party, los invitados disfrutaron de los drinks de Cava Social.