Tributo
Juan Carlos Pérez Collado

1957 - 2021

Ocurrente, divertido, inteligente, trabajador y siempre alegre es como recordarán sus seres queridos y amigos a Juan Carlos Pérez Collado tras su sensible fallecimiento.

El empresario nació en la Ciudad de México el 2 de abril de 1957 y era el segundo de cuatro hijos del matrimonio conformado por Ramón Pérez Fernández y Marianela Collado, con quienes vivió una infancia feliz al lado de sus hermanos, José Manuel, Marianela y Bernardo.

Desde primaria hasta preparatoria cursó en el Instituto Irlandés, escuela en la que forjó grandes amistades, las cuales lo apodaron de cariño “Españita”. Más tarde, egresó de Administración de Empresas por la Universidad Anáhuac.

Con sus papás, Marianela Collado y Ramón Pérez, y su hermano mayor, José Manuel.

A inicios de los 90, conoció a su esposa, Melanie Devlyn, gracias a su hermano menor, pues era amigo de ella en la universidad. La pareja se casó el 13 de noviembre de 1992 y fue un ejemplo de amor para sus hijos, Alexia, Carlos y Pablo, durante 29 años.

En 2019, bailó con su hija, Alexia, el día de su boda

Don Juan Carlos dedicó su trayectoria profesional como comerciante. Quienes lo conocieron coinciden en que disfrutaba de su yeguada dedicada a la crianza de caballos de pura raza española y montar a caballo, además de que era un amante de la pesca, siempre acompañado de sus entrañables amigos.

En junio de 2018, Pablo Pérez Devlyn, Melanie y Frank Devlyn, Carlos Pérez Devlyn y Juan Carlos Pérez Collado felicitaron a Alexia Pérez Devlyn, tras graduarse de Psicología por la Universidad Anáhuac México Norte.

Rodeado de su familia, falleció a causa de un paro respiratorio. “Su corazón dejó de latir en cuanto se fue a dormir, así que sabemos que se fue de manera repentina, pero en paz”, expresó su hija, Alexia.

En 2019, con su esposa, Melanie, y su nieta, Aitana.

Un legado de cariño y amor dejó en su esposa, hijos, yerno, Roberto López Anaya; su nieta, Aitana López Pérez Devlyn, y amigos más cercanos. Descanse en paz.

Juan Carlos era una persona con muchas virtudes y su amistad fue incondicional; el sólo verlo exaltaba en mí las mejores anécdotas de nuestra juventud, como si hubiera sido ayer. Vivirá en la memoria de quienes tuvimos el gusto de ser sus amigos”.

RAFAEL AGUIRRE, amigo
En 2004, Manolo Fortes, Alfonso Cano, Roque Olivares, José Ramón Ruiz, Juan Carlos Pérez Collado, Antonio Orestano, Luis Felipe González y Ricardo Fernández.

Qué suerte tuve el día que te conocí; sin duda, una personalidad única, pues la sangre hispana corría por tus venas. De ahí ‘Españita’, aprendiste de tu padre la pasión por los caballos españoles y te distinguiste como criador en México. Nuestro grupo favorito único y especial de amigos, ‘juevebes’, siempre gozaba de tus comentarios, pintadas, ocurrencias y sarcasmos de todo tipo. Gracias por todo lo que diste, te nos adelantaste. Te vamos a extrañar hasta el reencuentro”.

ANTONIO ORESTANO, amigo

Gran amigo de toda una vida con el que pasé momentos increíbles, divertidos y emocionantes. Los recuerdos vivirán conmigo para siempre”.

LUIS FELIPE GONZÁLEZ, amigo