Legisladores de EU han reclamado varias veces al Gobierno de Joe Biden que actúe en contra de México por presuntas violaciones al T-MEC. Estas son algunas ocasiones.

Alerta por sector agro

En una misiva, el 23 de marzo, 27 asociaciones de productores estadounidenses, entre ellas el Consejo de Granos de EU, la Asociación de Comercio Orgánico de EU, entre otros, urgieron al Gobierno del Presidente Joe Biden intervenir contra medidas tomadas por México que incluyen barreras a importaciones orgánicas, prohibición al uso de maíz transgénico y un nuevo etiquetado alimentario.

“Instamos respetuosamente su atención a esta importante relación comercial pero que se deteriora rápidamente”, dijeron 27 asociaciones de productores estadounidenses entre las que se cuentan el Consejo de Granos de EU, la Asociación de Comercio Orgánico de EU, entre otros, en una carta dirigida al Secretario de Agricultura de Estados Unidos, Tom Vilsack, y la nueva Representante Comercial de EU, Katherine Tai.

Advierten petroleros

En una carta publicada el 6 de mayo, la principal asociación de la industria del petróleo y gas en Estados Unidos urgió al Gobierno de Joe Biden interceder ante lo que expusieron como severos agravios del Presidente Andrés Manuel López Obrador en contra la iniciativa privada en el sector energético.


La misiva del Instituto Estadounidense del Petróleo advertía que las reformas a la Ley de la Industria Eléctrica y a la Ley de Hidrocarburos obstaculizan a los privados, destruyen inversiones y violan compromisos comerciales de México bajo el TLCAN y el T-MEC.


La carta fue publicada un día antes de una reunión virtual de la Vicepresidenta de EU, Kamala Harris, con López Obrador.

Contra la reforma eléctrica

Un grupo de congresistas de Estados Unidos protestó el 3 de noviembre por la contrarreforma eléctrica, por considerarla discriminatoria y proteccionista, en una carta enviada a varios miembros del gabinete de Biden, incluyendo el Secretario de Estado, Antony Blinken.

También el mismo día, el Embajador estadounidense en México, Ken Salazar, acudió a Palacio Nacional para externar las “serias preocupaciones” del Gobierno por la iniciativa.

Tras esto, legisladores de Morena, PT y Partido Verde decidieron aplazar para abril del 2022 la decisión sobre la reforma.

Por empresas texanas

El pasado 19 de octubre, veinte legisladores que representan a Texas en el Capitolio dirigieron una carta al Embajador de Estados Unidos en México, Ken Salazar, para pedirle que interceda a favor de las empresas de ese estado.

En la carta acusan al Gobierno mexicano de discriminación en el sector energético y de acciones para expulsar la inversión estadounidense del país.

Presionan antes de cumbre

El 21 de julio, previo a la reunión que Joe Biden sostendría con sus homólogos Andrés Manuel López Obrador y Justin Trudeau, legisladores estadounidenses urgieron al Presidente tratar el tema de la política energética del país.

Los veinte senadores que firmaron la misiva reclamaron por el trato preferencial al Pemex y CFE y afirmaron que esto crea incertirumbre para las empresas de Estados Unidos.

Por política climática

Grupos ambientalistas urgieron el 18 de enero a la Administración Biden confrontar a México por la reforma eléctrica que priorizaría la energía generada por la paraestatal Comisión Federal de Electricidad (CFE) a expensas de alternativas renovables y libres de emisiones.

En una carta dirigida a Biden, el Consejo para la Defensa de los Recursos Naturales, la Liga de Votantes por la Conservación, Sierra Club y otros grupos le pidieron utilizar todas las herramientas a su disposición para rechazar con firmeza las políticas que inhiben directamente la transición crítica de energía limpia y justa de México”.

Eso incluye acciones bajo el T-MEC “para abordar el incumplimiento de México de sus compromisos internacionales, así como de sus propias leyes y estándares ambientales al inhibir repetidamente la producción de energía renovable”.

Piden a Biden no callar

Este 19 de enero, senadores demócratas le pidieron al Presidente Biden romper el silencio sobre las políticas de López Obrador a favor de los combustibles fósiles y en contra de la inversión privada en minerales como el litio.

En una carta de dos páginas, cuatro Senadores del partido político de Biden reprobaron además el proyecto de reforma constitucional en materia eléctrica y de minería en México, al asegurar que viola el acuerdo comercial regional (T-MEC) y que pone en riesgo 44 mil millones de dólares en inversión privada.

Los reportes indican que el Presidente López Obrador interpreta el relativo silencio de la Administración Biden en público sobre este tema (energía) como indiferencia o un aval tácito a la decisión de su Gobierno de dar prioridad al desarrollo de combustibles fósiles sobre energías renovables".

Bob Menéndez, Tim Kaine, Jeff Merkley y Brian Schatz.