Durante un viaje a Capri, Italia

Aunque Mónica Serrano y Roberto Henaine se conocían de vista, pues sus familias son amigas y habían coincidido en varios eventos, su historia de amor aún no estaba escrita.

A pesar de seguirse en redes sociales y hablar de vez en cuando, no fue hasta hace cuatro años cuando la rejoneadora regresó de vivir de Portugal que se dio el flechazo.

“Fui a Houston y Roberto llegó de sorpresa; desde ese momento hicimos click y no nos separamos”, contó la hija del rejoneador Ramón Serrano.

El pasado 3 de marzo, celebraron el cumple de Mónica con una cena en Polanco.

Como Roberto es muy detallista, planeó que la invitaran al San Ángel Inn para proponerle matrimonio.

“Cuando le avisaron que habíamos terminado de comer, se disfrazó de mesero, con peluca, careta y tapabocas, y llevó el postre. La sorpresa fue cuando levantó la tapa y apareció la cajita con el anillo”, recordó Mónica quien debutó en
diciembre de 2001 en Tecámac.

Los esposos disfrutaron de un paseo por la isla de la bahía de Napolés

El momento más emocionante que ha vivido la pareja hasta el momento fue su boda, la cual se llevó a cabo el 11 de septiembre del año pasado en San Miguel
de Allende.

Viajar, comer y estar cerca de sus familiares y amigos son sus actividades favoritas.

Entre sus planes, se encuentra seguir compartiendo gratos momentos con sus seres queridos y seguir creciendo juntos como el pasado 3 de marzo que celebraron el cumple de Moni en una cena.

La pareja se casó el 11 de noviembre del año pasado en San Migue

Nuestra relación es de mucho amor y comprensión el uno del otro; me encanta estar con él, pues siempre es divertido, nunca nos aburrimos”

MÓNICA SERRANO