Amor de 10

Cumplir 10 años de casados se dice fácil, pero gracias a un constante trabajo de comunicación y respeto, Pamela Jean y Tony Gebara han logrado una relación única.

 

“Somos personas de paz y no conflictivas; como pareja, habrán desacuerdos, pero, constantemente, buscamos la manera de resolver las cosas de la forma más pacífica y amorosa posible”,

dijo la escritora.

Se definen como cómplices y muy buenos amigos, pues comparten intereses y gustos; además, se apoyan mutuamente, lo cual ha hecho que cada día sea una aventura nueva para ambos.

“Tenemos nuestros secretos como esposos, nos reímos a escondidas de cosas que quizá la gente no comprendería porque es algo sólo de nosotros, pero también nos damos nuestro espacio, lo cual a veces no se ve en otras relaciones porque suelen existir celos, posesión o control”, contó la conferencista.

Otra de sus cualidades es que saben pedir ayuda, lo que les ha permitido avanzar grandes pasos en su unión.

“Todos llegamos a un punto en el que no podemos resolver las cosas solos, nos hemos dicho cómo mejorar o salir de alguna situación, somos vulnerables el uno con el otro y vemos otros recursos como cursos, libros o expertos”,

expresó la también especialista en comunicación asertiva, inteligencia emocional, imagen pública y desarrollo humano.

La pareja compartió que se guía por la frase “sólo por hoy y para siempre”, la cual les ha permitido reinventarse y redescubrirse, pues los seres humanos cambian a diario y, por lo tanto, deben mantener el interés, así como recrear lo que han cimentado.

 

Si dejas de ser creativo después de tantos años, lo que se ha construido se vuelve obsoleto y, pese a que hay instantes malos y difíciles, tratamos de levantarnos como si fuéramos recién conocidos y buscamos esa chispa que preserva vivo el amor por el otro. Dejamos que cada uno cumpla sus sueños, existe mucha libertad y compasión, en lo personal, llego a casa y es como entrar a mi templo porque es donde encuentro la mayor paz y eso se debe al cariño que nos tenemos”.

platicó Tony, quien es egresado de la Universidad Anáhuac México Norte.

Estas claves les han ayudado a ser guías de sus hijos, Doménica y Emiliano, pues quieren que en ellos se vea reflejado su ejemplo, así que esperan compartir más momentos juntos bajo la misma filosofía que hasta ahora.

Highlights de una década

En 2012 realizaron su primer viaje a Vail, donde esquiaron e iniciaron su relación como marido y mujer.
En 2013, para celebrar su primer aniversario, exploraron Huatulco en cuatrimoto.
Una aventura inolvidable fue en 2014, en Los Cabos, donde pasearon en la playa en vehículos motorizados.
Uno de sus mejores recuerdos fue en 2015, cuando se enteraron que Pamela estaba embarazada.
En 2016 recibieron a Doménica y se convirtieron en papás por primera vez.
Una memoria que atesoran es su paseo en globo en Napa Valley, California, en 2017
La pareja disfruta los momentos recreativos y en 2018 llevaron por primera vez a su primogénita a una obra de teatro.
Convertirse en padres por segunda ocasión fue otro instante muy relevante de su relación, por lo que en 2019 le dieron la bienvenida a Emilio.
Pese a la pandemia, en 2020, encontraron la forma de celebrar el primer cumpleaños de Emilio, sin dejar de lado la diversión
Celebrar su amor con sus hijos y ser mejores cada día es lo que los ha mantenido unidos.

Pam es un ser inteligente, amoroso, lleno de energía positiva hacia todas las circunstancias, siempre pendiente de su familia y amigos; es sumamente trabajadora, creativa y está dispuesta a ayudar. Estoy completamente enamorado”.

TONY GEBARA

Él es un hombre noble, tiene un corazón muy grande, es súper amoroso y me ha sorprendido como papá porque es atento, da lo mejor de sí mismo y está presente”.

PAMELA JEAN