PRIMER CASO

Marzo 2, 2020

El 28 de febrero de 2020, la Secretaría de Salud (SSa) federal alertó lo inminente: México registraba su primer caso de SARS-CoV-2. 

Se trataba de un mexicano de 34 años, quien acababa de regresar del norte de Italia y quien fue aislado en el Instituto Nacional de Enfermedades Respiratorias (INER).

Febrero 28, 2020

En aquel momento, todavía era poca la certeza de la forma en la que se propagaba el virus así como de los medicamentos adecuados para tratar los cuadros graves. Las autoridades exhortaron a la población a practicar el lavado frecuente de manos y el estornudar con el ángulo interno del brazo. 

Sin embargo, desde aquellos primeros días, los cubrebocas comenzaron a ganar popularidad. Usuarios del Metro y peatones en el Centro Histórico comenzaron a portarlo.

MEDIDAS ¿EFICACES?

El uso de tapetes sanitizantes fue una de las medidas que la Secretaría de Economía (SE) federal pidió implementar a los sectores esenciales que se mantuvieron en operación tras la declaratoria de la emergencia sanitaria por el virus. 

Con el regreso a la nueva normalidad, este tipo de tapetes se colocaron, junto con termómetros infrarrojos, a la entrada de centros comerciales, supermercados y restaurantes para permitir la limpieza del calzado. 

Julio 1, 2020

Actualmente, los especialistas señalan que su uso resulta innecesario, lo que no necesariamente ha significado que hayan desaparecido del todo en el día a día.

Julio 23, 2020

CÓDIGO ARRUMBADO

Noviembre 19, 2020

En las entradas de restaurantes y locales, también se colocó un código QR para registrar a los asistentes a estos espacios al escanearlo con la cámara del smartphone. El objetivo era avisarles, en caso de identificarse un caso positivo.

La iniciativa arrancó en noviembre de 2020, sin embargo, para agosto, encargados de locales aseguraban que se había perdido continuidad en dicha medida pues los clientes no tenían obligación registrarse.

PRUEBAS NO TAN RÁPIDAS

Agosto 26, 2020

A mediados de junio de 2020, 34 quioscos de pruebas Covid gratuitas fueron habilitados por el Gobierno capitalino. En su primer día, recibieron a 11 mil 463 personas, de las cuales mil 129 presentaban síntomas que ameritaron la aplicación del reactivo. 

Para diciembre del primer año de la pandemia, y previo a las reuniones navideñas, la CDMX reconoció retrasos en las entregas de los resultados debido a una demanda excesiva y a fallas en las máquinas procesadoras. Algunas de las personas que acudieron en esa temporada reportaban tener que aguardar hasta un mes.

Enero 12, 2022

Sin embargo, el punto más crítico fue en diciembre de 2021, cuando la variante ómicron detonó el número más alto de contagios activos en la Capital. 

En ese momento, los puntos de pruebas tanto de la Secretaría de Salud (Sedesa) local como de laboratorios privados reportaban filas de varias horas y poca disponibilidad de los reactivos.

SE FORMAN PARA VACUNARSE

Febrero 15, 2021

El 15 de febrero arrancó la aplicación de vacunas en la Ciudad de México. En aquel momento, fueron citados adultos mayores de Cuajimalpa, Milpa Alta y Magdalena Contreras para recibir el biológico de Astra Zeneca.

Pese a que, en los primeros días, los tiempos de espera eran largos y la largas filas prevalecían, el sistema de distribución iría mejorando. Para el 29 de octubre, la CDMX reportaba contar con la capacidad para vacunar hasta 200 mil personas al día.

Fuimos incrementando nuestra capacidad de vacunación, de poder vacunar cerca de 10 mil, 20 mil personas al día, a lograr vacunar más de 200 mil en un solo día".

Eduardo Clark, director de Gobierno Digital

Un año después, el 15 de febrero de 2022, la CDMX reportaba la aplicación de 9 millones 209 mil 944 vacunas. De éstas, 7 millones 754 mil 845 correspondían a primera dosis, 7 millones 275 mil 256, a la segunda, y 3 millones 595 mil 101, a la tercera. 

Agosto 14, 2021