La Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) aprobó una histórica resolución que deplora la invasión de la Federación Rusa en Ucrania, exige un cese al fuego inmediato y urge al retiro inmediato de las tropas rusas.

Con 141 votos a favor, 5 en contra y 35 abstenciones, la Asamblea General consideró en la resolución que las operaciones militares de Rusia son una violación del Artículo 2 de la Carta de la ONU de 1945 que prohíbe el uso de la fuerza y la amenaza del uso de la fuerza contra un Estado miembro de la organización.

La resolución aprobada en la Asamblea General de la ONU es el resultado del impasse creado por Rusia en el Consejo de Seguridad la semana pasada cuando utilizó su derecho al veto en dicho órgano para bloquear una versión anterior de la resolución que expresamente “condenaba” el ataque a Ucrania.

En una muestra del aislamiento de Rusia en la Asamblea General, los únicos países que junto a Moscú votaron en contra de adoptar la resolución fueron Corea del Norte, Bielorrusia, Siria y Eritrea.

Otra muestra del aislamiento de Rusia fue palpable por el alto número de abstenciones, que incluyeron a socios rusos en América Latina como Cuba, Nicaragua y Bolivia además de El Salvador.

Con su Gobierno originalmente impulsando la resolución desde la semana pasada en el Consejo de Seguridad, el Presidente de Estados Unidos, Joe Biden, dijo que la resolución es una muestra de unidad global sin precedente en la ONU pues Rusia se quedó aislado rechazándola con cuatro regímenes autoritarios.

"Una abrumadora mayoría de naciones de todo el mundo condenaron la guerra de Putin. Una abrumadora mayoría de naciones reconoce que Putin no solo está atacando a Ucrania, sino que está atacando los cimientos mismos de la paz y la seguridad mundiales, y todo lo que representa la ONU".

Joe Biden

La reunión de ayer fue considerada histórica dado que el Consejo de Seguridad raramente logra obtener los votos para convocar a sesiones de emergencia de la Asamblea General para desatascar discusiones en su seno que son bloqueadas por los vetos de las potencias mundiales.

El tipo de resolución votada ayer en la Asamblea General –bajo el número A/ES-11/L.1– es conocida como una Resolución pro-Paz originalmente concebida desde la década de 1950 para destrabar desacuerdos en el seno del Consejo de Seguridad; la última vez que ocurrió una sesión bajo el mismo mecanismo fue en 1982.

Antecedentes

Desde la década de 1950, la Asamblea General de la ONU ha votado en distintas ocasiones diversas cuestiones que el Consejo de Seguridad no pudo resolver ante el veto de alguno de sus integrantes.

Estas son las 7 ocasiones en que la Asamblea General de la ONU sesionó a petición expresa del Consejo de Seguridad para analizar las llamadas Resoluciones pro-Paz.

1956 Crisis del Canal de Suez

Resolución 1001: Ordenó a Francia, el Reino Unido e Israel el cese de hostilidades tras invadir el Canal de Suez en Egipto. 

64 votos a favor

12 votos en contra

0 abstenciones