El Presidente de EU, Joe Biden, está viajando este miércoles a Bruselas, Bélgica, para asistir el jueves a tres cumbres sobre Ucrania con los aliados occidentales.

El viaje de Biden busca demostrar que Occidente está más unido que nunca ante Rusia, que invadió Ucrania el pasado 24 de febrero. Desde entonces, EU y Europa, e incluso Tokio, han actuado al unísono para denunciar la guerra que llega a su primer mes.

El Mandatario estadounidense asistirá a las cumbres de la OTAN, el Grupo de los Siete y la Unión Europea. Luego, Biden viajará a Polonia, donde han llegado más de 2 millones de refugiados ucranianos y donde las fuerzas estadounidenses han apuntalado el flanco este de la OTAN.

Esto es lo que se espera de las cumbres que buscan coordinar la respuesta contra el Gobierno ruso de Vladimir Putin.

¿QUÉ BUSCA BIDEN?

Más allá de los apretones de manos y las fotos grupales, el Presidente de EU usará su tiempo en Bruselas para anunciar nuevas sanciones contra Rusia y subrayar la importancia de cerrar posibles lagunas en las medidas occidentales que ya se han impuesto.

Biden también buscará presionar a aliados importantes como Polonia para que rechacen la idea de desplegar una misión occidental de mantenimiento de la paz en Ucrania. Es una idea que Estados Unidos y algunos otros miembros de la OTAN consideran demasiado arriesgada, ya que buscan negarle a Rusia cualquier pretexto para ampliar la guerra más allá de las fronteras de Ucrania.

Para su audiencia nacional, se espera que Biden destaque una vez más el heroísmo de los militares y voluntarios ucranianos que han logrado contener al Ejército ruso. Asimismo, destacará la generosidad de los polacos y otros aliados en la primera línea de la crisis humanitaria, mientras redobla sus llamados a los estadounidenses para que se mantengan firmes contra una guerra rusa que está provocando aumentos en los precios de la gasolina y contribuyendo a presiones inflacionarias en Estados Unidos.

En general, Biden también quiere mostrar escenas de unidad en la sede de la OTAN y la UE, luego de que las alianzas fueron socavadas por disputas durante la Presidencia de Donald Trump.

¿QUÉ QUIERE LA OTAN?

Esa muestra de unidad también será primordial en la sede de la OTAN, donde Estados Unidos tradicionalmente ha dado órdenes, y el resto, a veces a regañadientes, accede.

La cumbre del jueves será una nueva oportunidad para que la organización militar de 30 naciones demuestre públicamente que Washington está consultando a sus aliados, algo que no sucedía durante la Administración Trump.

Se espera que Biden y sus homólogos discutan los tipos de “líneas rojas” que podrían sacar a la OTAN de su postura defensiva para responder ante Rusia. La OTAN, la organización de seguridad más grande del mundo, ha reforzado principalmente sus propias defensas desde la invasión hace un mes, pero ha rechazado involucrarse en el conflicto.

Un ataque nuclear, químico o cibernético masivo parece ser el factor desencadenante más probable, pero la OTAN sigue desconfiando de cualquier respuesta que pueda llevarlo a una guerra a gran escala con Rusia, que posee armas nucleares.

Estamos decididos a hacer todo lo posible para apoyar a Ucrania. Pero tenemos la responsabilidad de garantizar que la guerra no se intensifique más allá de Ucrania y se convierta en un conflicto entre la OTAN y Rusia".

Jens Stoltenberg, Secretario general de la OTAN

Los líderes también están listos para discutir el futuro a largo plazo de las defensas de la OTAN a lo largo de su flanco este, desde Estonia en el norte, pasando por el oeste de Ucrania hasta Bulgaria en el Mar Negro. Se ha ordenado a los comandantes militares que elaboren opciones.

Jens Stoltenberg dijo la semana pasada que la “nueva postura de defensa” incluiría sustancialmente más fuerzas terrestres en mayor preparación, más potencia aérea llenando los cielos de la OTAN y grupos de ataque de portaaviones, submarinos y barcos de combate “de forma persistente” en el mar.

¿QUÉ PIDE LA UE?

Aunque ganó un enemigo brutal en su puerta este, el bloque de 27 naciones también recuperó por completo a Estados Unidos como aliado. La visita de Biden permitirá al bloque presumir esa amistad.

De forma conjunta, la UE y la Administración de Biden han impulsado cuatro paquetes de sanciones contra Putin, sus asesores y oligarcas, con un impacto más profundo de lo que muchos hubieran pensado. Esto sucede después de que el bloque fuera menospreciado durante los cuatro años del mandato de Trump, quien, entre otras cosas, incluso impuso sanciones a la UE.

Al mismo tiempo, la UE espera que Biden no lleve demasiado lejos las demandas de sanciones para un socio cuyos lazos comerciales con Rusia son mucho más grandes y están intrincadamente entrelazados.

Las sanciones no deben afectar más a los estados europeos que a los líderes rusos. Ese es nuestro principio. A nadie le sirve si jugamos conscientemente con nuestra base económica”.

Olaf Scholz, Canciller alemán

¿Y UCRANIA?

No habrá un asiento reservado para el Presidente ucraniano Volodymyr Zelensky, pero tendrá un enlace en video en la cumbre de la OTAN.

El Mandatario ucraniano ha sido muy claro lo que quiere de los aliados occidentales.

Con pasión y retórica, Zelensky ha pedido a las legislaturas de Estados Unidos, la Unión Europea, Gran Bretaña, Japón y Canadá más ayuda militar y humanitaria.

Pero sus demandas de que la OTAN establezca una zona de exclusión aérea para proteger a su pueblo han sido rechazadas, y la alianza dejó en claro que no se arriesgará a una guerra total con Rusia. Obtendrá la misma respuesta de Scholz.

“Escucho las voces de quienes exigen una zona de exclusión aérea o fuerzas de paz de la OTAN en Ucrania”, dijo el miércoles el líder alemán.

“En casi 80 años de historia de posguerra, hemos evitado con éxito lo impensable: una confrontación militar directa entre nuestra alianza de defensa occidental, la OTAN y Rusia. Debe permanecer así”.

Zelensky ha estado teniendo una serie de conversaciones con los líderes occidentales en los días previos a las cumbres del jueves y espera que aprueben más sanciones para castigar a Rusia y más ayuda para Ucrania.

Trabajaremos, lucharemos, tan duro como podamos, hasta el final, con valentía y abiertamente”.

Volodymyr Zelensky, Presidente de Ucrania el miércoles.