Antes usados en Siria y Libia, los mercenarios del grupo paramilitar Wagner, una fuerza privada con estrechos vínculos con el Presidente ruso Vladimir Putin, han sido desplegados en Ucrania para apoyar la invasión de Moscú, según Occidente.

Actualmente hay unos mil efectivos de esta compañía en el este de Ucrania, dijo esta semana el Ministerio de Defensa de Reino Unido.

La ONU y activistas han denunciado antes a Wagner por violaciones a los derechos humanos al atacar civiles, realizar ejecuciones masivas y saquear propiedades en sus operaciones.

Esto debes saber del grupo de mercenarios.

¿QUÉ ES WAGNER?

Es un contratista militar privado de origen ruso que fue fundado entre 2013 y 2014 por Dmitry Utkin, un militar ruso retirado. Su primera aparición conocida fue en 2014, durante la anexión de Crimea por parte de Rusia.

Estados Unidos ha dicho que el grupo está financiado por Yevgeny Prigozhin, un empresario cercano al Presidente ruso. Prigozhin es conocido como “El chef de Putin” debido a sus negocios de catering con los cuales ha organizado banquetes de Estado para el Mandatario.

Wagner es además una organización secreta, pues no está registrada legalmente en ninguna parte del mundo, lo que, según Occidente, ha permitido a Rusia negar los reportes que el grupo ha apoyado sus operaciones militares. De hecho, bajo las leyes rusas está prohibido el uso de mercenarios.

Según el Departamento de Defensa de Estados Unidos Wagner ha reclutado combatientes de Siria y Libia para sus filas.

Se dice que la organización tomó su nombre a raíz del mote de guerra de su líder y fundador. Pese a que el Kremlin rechaza los lazos con el grupo, Putin ha sido fotografiado con Utkin.

El Grupo Wagner es un contratista militar privado para Rusia. Sabemos que tienen interés en aumentar su presencia en Ucrania”

John Kirby, portavoz del Pentágono

¿DÓNDE HAN COMBATIDO?

Según reportes, de prensa, investigaciones e informes de Naciones Unidas, los mercenarios de Wagner han combatido en lugares como Crimea, el este de Ucrania, Medio Oriente y en África.

Su primera aparición fue durante la anexión rusa de Crimea, en 2014. Después de eso, han apoyado a los separatistas prorrusos en el este de Ucrania, que desde ese mismo año y hasta la fecha combaten con el Gobierno de Kiev.

Además, Wagner también participó en operaciones de combate en Siria, cuando el Gobierno de Vladimir Putin lanzó una masiva campaña aérea para ayudar al Presidente sirio Bashar al-Assad en la guerra civil contra los insurgentes. Incluso hay reportes de que en 2018 comandos del Ejército estadounidense se enfrentaron en Siria con los mercenarios rusos.

En 2019, Wagner se unió a las fuerzas del general rebelde de Libia, Khalifa Haftar, para atacar al Gobierno reconocido por Naciones Unidas, en Trípoli, la capital del país.

Wagner también ha operado en Sudán, Malí, la República Centroafricana y Mozambique haciendo labores para líderes autoritarios y a veces realizando misiones para incautar campos petroleros o asegurar materiales importantes.

Con el tiempo, su profesionalización ha aumentado y ha empezado a actuar más como un Ejército occidental.

¿DE QUÉ SE LES ACUSA?

En 2017, la Administración Trump impuso sanciones a Dmitry Utkin, fundador de Wagner, por su papel en el reclutamiento de soldados para unirse a las fuerzas separatistas en Ucrania.

En 2021, un informe de las Naciones Unidas encontró que mercenarios de Wagner con base en la República Centroafricana habían matado a civiles, saqueado casas y matado a tiros a fieles en una mezquita.

Varios años antes, los combatientes de Wagner en Siria trabajaron con las fuerzas sirias progubernamentales para lanzar un gran bombardeo de artillería contra los comandos estadounidenses en el desierto, aparentemente en un intento de apoderarse de los campos de petróleo y gas que los estadounidenses estaban protegiendo.

En respuesta, los estadounidenses lanzaron ataques aéreos que resultaron en 200 a 300 muertos.

¿QUÉ ESTÁN HACIENDO EN UCRANIA?

Según analistas occidentales, luego de que Rusia encontrara más resistencia en Ucrania de lo que esperaba, el Kremlin busca que los mercenarios apoyen su ofensiva.

Los mercenarios se concentrarían principalmente en derrotar a las fuerzas ucranianas en la región separatista del Donbás, en el este del país, agregaron. Si bien las cifras de Wagner son pequeñas en comparación con las más de 150 mil tropas que Putin acumuló en las fronteras de Ucrania y que eventualmente envió al país, su presencia es un indicio de que Moscú está repitiendo sus tácticas de 2014.

Algunos funcionarios europeos y estadounidenses dijeron que los mercenarios fueron enviados para realizar actos de sabotaje en el este de Ucrania y organizar operaciones de bandera falsa con la intención de hacer parecer que las fuerzas ucranianas estaban atacando objetivos civiles.

Pero un funcionario militar ucraniano dijo justo antes de que comenzara la invasión que los mercenarios fueron llevados principalmente para completar las filas de las fuerzas separatistas, para que pareciera que los combatientes locales lideraban la carga.

Ahora los mercenarios están asumiendo un papel de liderazgo y combate más directo en el este de Ucrania, dijo por su parte un funcionario estadounidense con conocimiento del tema.