México Sonríe

Lo que inició como un voluntariado en el Hospital Infantil de México Federico Gómez, se convirtió en una organización sin fines de lucro cuya única intención es apoyar a niños enfermos, especialmente hospitalizados para que lleven a buen término sus tratamientos oncológicos.

Al percatarse de la difícil situación que viven los pacientes y sus familias durante largos lapsos de tiempo, la fundadora de esta asociación, Gaby de la Torre, se dio a la tarea de crear el noble proyecto.

“Nuestro principal objetivo es que los pequeños reciban atención médica exitosa y, para lograrlo, se requieren diferentes cosas: cubrir al 100 por ciento todo el procedimiento hospitalario, brindar apoyo emocional y proporcionar los medicamentos necesarios para contrarrestar los síntomas de las quimioterapias”, comentó la psicóloga y maestra en Responsabilidad Social, egresada de la Universidad Anáhuac México Norte.

Tenemos una excelente relación con todos los oncólogos pediatras de los hospitales de la Ciudad y acceso a los pacientes; nuestro compromiso es muy grande”.

Gaby de la Torre, presidenta de México Sonríe

Además de esto, se creó el programa Trenzatón, enfocado principalmente entre el género femenino, con la única intención de crear pelucas oncológicas que, más allá de ser un tema de mera estética, beneficia el estado anímico de quienes las portan y, por ende, también sus ganas de seguir luchando contra la enfermedad.

IG @mexicosonrie

Save the Children México

Fue hace más de 100 años que esta asociación civil surgió con la única intención de responder a las necesidades que enfrentaban los niños a causa de la Primera Guerra Mundial, labor que prevaleció y llegó a México, en 1973, para defender sus derechos humanos.

A través de diferentes programas y herramientas, este organismo pretende brindar apoyo a los pequeños y sus familias que se encuentren en situación vulnerable desde diferentes sectores: marginación, violencia intrafamiliar, discriminación o trabajo infantil.

“Nuestra visión es integral, trabajamos por el conjunto de los derechos de niños y adolescentes partiendo del  principio de que son indivisibles; no es factible concentrarse en la garantía de sólo uno, ya que el desarrollo de ellos depende de que se cumplan todos”, compartió la egresada de la UNAM, Nancy Ramírez, directora de incidencia política de esta asociación.

Estoy convencida de que poner el foco en la garantía de derechos humanos de niños y adolescentes es la clave para tener un País más próspero”

Nancy Ramírez, directora de incidencia política de Save the Children México

Como organización, su labor también es sensibilizar a la sociedad en conjunto y tomadores de decisiones sobre su obligación e importancia de realizar acciones, así como promover, de forma lúdica, el autocuidado y adquisición de habilidades en padres, hijos y cuidadores, siempre considerando las alternativas y condiciones que existen en los más 20 estados en los que tienen presencia.

IG @savethechildren_mx

Reintegra, A.C.

Con casi 40 años de existencia, los cuales se cumplirán el próximo 2023, esta asociación trabaja a favor de la justicia social a través de la prevención del delito, apoyando la equidad de oportunidades y los derechos de niños y adolescentes en conflicto con la ley.

De la mano de su presidenta, la abogada Jimena Cándano, se brinda asistencia jurídica y atención psicológica a los afectados y sus familias, con la intención de fortalecer sus capacidades y concretarles un proyecto de vida.

“Tenemos tres programas: uno en el que otorgamos fianzas, con apoyo de Fundación Telmex, a personas con derecho a llevar su proceso en libertad, pero no cuenten con el recurso para hacerlo; el segundo, la reinserción social de quienes cometieron un delito entre los 12 años y 18 no cumplidos para que realicen la medida legal con nosotros, y, por último, la prevención comunitaria en la Colonia Guerrero y el barrio de La Lagunilla para que las familias sean resilientes en espacios donde está normalizada la violencia”, dijo la egresada de la Universidad Iberoamericana.

Trabajamos con varios delitos, menos crimen organizado y secuestro, porque esos requieren internamiento y nuestro modelo es para que se cumpla en libertad”.

Jimena Cándano, presidenta de Reintegra, A.C

Si bien los esfuerzos han sido bastantes, actualmente es un hecho que existe en crecimiento en temas delictivos; sin embargo, la ayuda continúa para quienes estén dispuestos a resarcir sus errores, por lo que incluso en pandemia, se ha creado el programa Barrio Dentro, en el que se incide a otras colonias para aumentar el apoyo.

IG @fundacionreintegramx

AMANC, I.A.P.

La labor de la Asociación Mexicana de Ayuda a Niños con Cáncer, I.A.P. inició gracias al gran corazón de Guadalupe Alejandre, quien, al tener un pequeño con leucemia, se percató de las necesidades de quienes sufren este padecimiento desde muy chiquitos, por lo que, tras su lamentable pérdida, inició un proyecto sin fines de lucro que, a lo largo de los últimos 40 años, ha brindado apoyo en tratamientos oncológicos en pacientes menores de edad.

“Somos una institución pionera en apoyar esta causa; bastaron sólo unos instantes para darme cuenta de lo que sucedía en nuestro País con respecto a los niños con cáncer, ver cómo sufre la gente al no tener los recursos necesarios en nuestro País para accesar a los hospitales y servicios de salud”, comentó Guadalupe Alejandre, fundadora y presidenta.

“Recuerdo cómo veía a muchos papás esperando afuera del hospital, esperando la consulta del día siguiente, era un shock ver lo que pasaba y cómo se atajaban en los arbustos durante toda la noche sólo con una cobija. El panorama para las familias era extremadamente difícil”.

Han sido 40 años de hacer nuestro mejor esfuerzo para que los niños tengan lo necesario; ahora, apoyamos con más cosas para mejorar su calidad de vida”.

Guadalupe Alejandre, presidenta de AMANC, I.A.P.

Duplicando esfuerzos a causa de la pandemia, esta institución continúa brindando no sólo apoyos económicos a los pacientes, también atención nutricional y psicológica para los suyos tanto dentro de la Ciudad como fuera, ya que se replica en 23 estados de la República, a través de la Red Nacional AMANC, superando 3 mil 200 familias anuales.

IG @amanc.mexico

Mexicanas Chidas

Este proyecto literario surgió en la mente de Luciana Biondo después de vivir en su hogar dos situaciones complicadas, la enfermedad de su hijo pequeño y el bullying de la mayor, por lo que, como madre preocupada, se dio a la tarea de inspirarlos para aminorar los malos momentos de sus vidas.

Fue así que, a poco de iniciar la pandemia, concibió Mexicanas Chidas, un libro con un sinfín de relatos de mujeres que inspiran, con ilustraciones llenas de color y creatividad, creación de Inés Hüni, las cuales invitan al lector a soñar.

“Todo surgió de una necesidad, porque tengo un chiquito con diabetes, entonces, empecé a buscar modelos a seguir para leérselos; además, yo también tenía muchas dudas sobre su futuro, no sabía que debía medirle la glucosa antes, durante y después de un simple partido de futbol o de andar en bici”, contó economista egresada del ITAM.

El formato de las notas periodísticas no le entretenía tanto, por lo que empecé a transformar las historias en cuentitos y empezó a funcionar muy bien”.

Luciana Biondo, creadora de Mexicanas Chidas

Desde figuras mundialmente conocidas, como la oaxaqueña Yalitza Aparicio hasta la pequeña científica Xóchitl Cruz, este primer tomo relata la historia de 60 mujeres, quienes han destacado en diferentes rubros con su labor, más allá de la inclusión de género, sino también en cuestiones sociales, religiosas y de discapacidad.

IG @mexicanaschidas