Fernanda Llergo entregó la medalla a Antonio Madero.

Más de 50 años después de haber colaborado en su creación, Antonio Madero fue reconocido por la Universidad Panamericana e IPADE como uno de sus benefactores asiduos.

“Dar clases aquí en la década de los 60 y pertenecer al consejo fue una grata experiencia que me acercó a Manuel Senderos y desarrolló una amistad con Carlos Llano”, expresó el galardonado a través de su discurso.

Antonio Madero, María Fernanda Cuen y Guillermo Casas

"Estoy muy orgullo de estar aquí con mi padre, que reconozcan su trayectoria empresarial y a favor de la educación; ha sido un hombre muy apegado al sector privado”.

ANTONIO MADERO
Carlos Vargas, General Rogelio Terán y Adrián Aguirre

“Estoy orgulloso de mis empresas y de haber contribuido al éxito y consolidación de esto, de muchas y diversas maneras, sobre todo con mi tiempo, ese activo tan valioso que cuesta tanto entregar”.

Las recién inauguradas instalaciones de Ciudad UP, en Bosque Real, fueron la sede de una ceremonia solemne en la que se le entregó una medalla al fundador y presidente ejecutivo del consejo de administración de Rassini, empresa relacionada al sector automotriz.

“Es un homenaje a la familia Madero y a la compañía que lidera por sus donaciones para levantar este campus”, dijo Fernanda Llergo, Rectora general de la casa de estudios, “esto es una materialización del agradecimiento y vinculación de la amistad”.

Santiago García

Posteriormente, los cerca de 40 invitados fueron testigos de la develación de una placa en el laboratorio de electricidad y magnetismo, previo al arranque de la carrera de Ingeniería Industrial, el próximo ciclo escolar.

“Comenzamos operaciones en agosto pasado, en este momento tenemos 620 alumnos repartidos en cinco licenciaturas, el próximo agosto iniciaremos con más”, explicó Santiago García, Rector del campus.

“Estamos en la fase uno de la que será una ciudad universitaria, un proyecto de largo plazo que ha crecido de forma orgánica, por lo cual terminará su construcción en 20 o 30 años”.

Eugenio Madero y Luis Rubio