Derribó numerosos aviones rusos, sobrevivió a los ataques enemigos y se convirtió en un símbolo de las sorpresivamente efectivas defensas aéreas de Ucrania, lo que le ganó un audaz sobre nombre: El Fantasma de Kiev.

En realidad, todo es un invento, reconocieron el fin de semana las autoridades ucranianas, disipando un rumor de meses que había sido alimentado por el propio Gobierno del país para fortalecer la resistencia a la invasión de Rusia.

“¡El Fantasma de Kiev es un superhéroe de leyenda creado por los ucranianos!”, escribió en Facebook la Fuerza Aérea ucraniana.

Te contamos cómo surgió la historia de este héroe, que se debate entre leyenda y propaganda:

¿Cómo surgió el mito?

Tan sólo un día después del inicio de la invasión rusa, los medios ucranianos comenzaron a informar que un piloto desconocido de un avión de combate MIG-29 había derribado seis aviones enemigos en 30 horas.

En línea, comenzaron a circular memes con el hashtag #ghostofkyiv (el fantasma de Kiev), acumulando cientos de millones de visitas.

Incluso un ex Presidente de Ucrania, Petro Poroshenko, tuiteó una foto de un piloto que dijo que era el Fantasma de Kiev y que tenía “¡seis victorias sobre pilotos rusos!”.

“¡Con defensores tan poderosos, Ucrania definitivamente ganará!” escribió Poroshenko. Resultó que la foto era de una publicación de Twitter de 2019 del Ministerio de Defensa de Ucrania.

Esta foto publicada por el ex Presidente Proshenko provenía de una publicación de 2019 del Ministerio de Defensa ucraniano.

El Gobierno ucraniano también se unió a la propaganda e información falsa

El 27 de febrero publicó en Twitter la historia del piloto, junto con una foto, describiendo al falso soldado como “una pesadilla para invadir aviones rusos”. Publicó incluso un video elogiando al piloto que incluía un clip de un simulador de vuelo de combate.

Ese mismo día, el Servicio de Seguridad de Ucrania compartió la misma fotografía antigua en Telegram, afirmando esta vez que había derribado 10 aviones de las fuerzas rusas.

Casi al mismo tiempo, cuando el Ministerio de Defensa de Ucrania anunció en Facebook que decenas de pilotos militares dados de baja regresaban a la fuerza aérea, se refirió a la fascinación con el piloto anónimo: “Quién sabe, tal vez uno de ellos sea el vengador del aire en el avión MIG-29”.

La noticia del Fantasma resonó en redes sociales y en publicaciones sensacionalistas en Ucrania y Occidente, lo que impulsó la idea de que la historia era real. Los medios también citaron fuentes ucranianas que decían que el casco y las gafas del piloto serían puestas a subasta en Londres.

La gente le llama el Fantasma de Kiev. Y con razón: este as de la FAU domina los cielos sobre nuestra capital y del país, y ya se ha convertido en una pesadilla para los aviones invasores rusos"

Publicación del Gobierno ucraniano en Telegram

Es falso, pero si quieres no es falso...

La declaración ucraniana de que el piloto no era real surgió después de que algunos medios de comunicación, incluido el Times de Londres, identificaran al Fantasma de Kiev como el Mayor Stepan Tarabalka, un joven de 29 años que murió en una batalla aérea el 13 de marzo y recibió póstumamente el honor militar de “Héroe de Ucrania”.

Para ese momento, los medios ya habían elevado la hazaña del piloto al derribamiento de 40 aviones rusos.

Stepan Tarabalka, piloto ucraniano a quien los medios habían identificado como el “Fantasma de Kiev”.

Al día siguiente, las fuerzas armadas ucranianas desacreditaron las afirmaciones.

“El héroe de Ucrania Stepan Tarabalka NO es el ‘Fantasma de Kiev’ y NO derribó 40 aviones”, escribió en Facebook el comando de la fuerza aérea.

No obstante, el comando trató de mantener el mito en marcha.

“El Fantasma de Kiev está vivo”, añadió en Twitter. 

“Encarna el espíritu colectivo de los pilotos altamente calificados de la Brigada de Aviación Táctica que defienden con éxito Kiev y la región”.