LAS EXPERTAS RESPONDEN

REFORMA consultó al respecto a las especialistas Ayahuitl Estrada y Ximena Rojas, quien dirige el Sindicato Nacional de Restauradores del INAH (SINAR).

¿Se usa saliva humana para limpiar piezas patrimoniales y por qué?

La saliva humana contiene enzimas que rompen las cadenas que conforman la estructura de las moléculas de la mugre, y se utiliza para limpiar piezas del patrimonio cultural, pero no de manera indiscriminada ni tampoco se deja ésta en las obras.

Foto: Mauricio Marat / INAH

"(La saliva) la utilizas cuando ya hiciste pruebas con otro tipo de solventes, incluso se realizan a veces análisis más técnicos para determinar la composición de las piezas, a fin de que no resulten afectados sus materiales constitutivos".

Ximena Rojas, restauradora

¿Cómo se efectúa la limpieza con saliva?

Cuando los especialistas en restauración recurren a la saliva para limpiar una obra lo hacen siempre mediante hisopos.

Restauración de piezas de arte sacro de los siglos XVII y XVIII, pertenecientes a la iglesia de San Bartolo Cuautlalpan, en Zumpango, Estado de México, por parte de especialistas del INAH.

¿Qué tipo de piezas puede limpiarse con saliva?

  • Se emplea, por ejemplo, en la limpieza de escultura policromada religiosa, en particular en las encarnaciones de rostro o manos de santos.
  • Se recurre a la saliva cuando la suciedad no se retira con otro tipo de productos.
  • Su uso suele ser más frecuente en materiales como la madera y el óleo.
Restauración de una escultura policromada de San Mateo Apóstol que data del siglo XVII; pieza de la parroquia de San Mateo, en Atlatlauhcan, Morelos.

“Si se aplica saliva en una acuarela puede desprenderse la capa pictórica; no en todos lados la puedes ocupar”.  Ximena Rojas, restauradora

¿Cómo se hace?

El hisopo se humedece en la lengua, sin empaparlo, y se procede a la limpieza, con un algodón distinto cada vez. La acción de la saliva debe neutralizarse después con agua limpia.

Trabajo de restauración en una pieza del Museo Nacional de Bellas Artes de Chile.

"Se usa la saliva, pero sólo en procesos y piezas específicas, porque en restauración no se siguen 'recetas': si un procedimiento funciona en una pieza no necesariamente lo hará en otra".

Ayahuitl Estrada, restauradora

¿Implica algún riesgo?

  • Las piezas pueden contener hongos, bacterias o remanentes de productos tóxicos aplicados en el pasado y al exponerse de manera directa a estos, como lo hizo Pepx Romero, una persona pone en riesgo su salud.
  • Además, las obras también pueden resultar afectadas por la humedad de la saliva depositada directamente en ellas, pues al no retirarse existe el riesgo de que propicie la reproducción de bacterias u hongos.
El artista Pepx Romero lamió y besó piezas del Museo Nacional de Antropología como parte de un performance.

"Lo que nos preocupa es que este tipo de expresiones motiven a la gente a seguir el ejemplo y si la acción de besar piezas es recurrente se generaría un daño mucho mayor. Eso lo vemos cuando aparece un grafiti en pinturas rupestres o en algún monumento, después hay más: como si fuera una 'invitación' a seguir pintando".

Ximena Rojas, restauradora

IMÁGENES: www.inah.gob.mx / www.mnba.gob.cl / REFORMA-Archivo