Un día en que no podía seguir con sus actividades por el dolor de no tener a sus hijos, Ana Karen, Luis Ángel y José Alberto González Moreno,  Ana María Moreno León pensó qué pasaría si fuera al revés, si a ella la hubiera asesinado y a ellos no.

Le gustaría que sus hijos tuvieran una vida plena a pesar de que ella ya no estuviera con ellos.

Esta idea le ayuda a la madre a seguir, luego de que delincuentes sacaron a sus hijos de su casa en San Andrés, Guadalajara, el 7 de mayo de 2021. 

A Ana María también le alivian las pláticas con los amigos de sus “niños”.

Y le da esperanza pensar que, al conocerse el caso de sus hijos, no volverá a sucederle a nadie más y por eso accedió a dar la siguiente entrevista. El testimonio fue acomodado para una mejor lectura.

"Me gustaría que ya no volviera a pasar eso...

Marcha por los hermanos González Moreno
Manifestación en la Glorieta de las y los Desaparecidos en Guadalajara, convocada por la FEU
"Diario pienso en ellos. Hay momentos en que sí los he soñado"
""Dudas hay muchas, la incógnita queda del por qué y quién fue"
'Qué miedo puedo sentir, si me arrebataron lo que tenía'
"Me dan ganas más de vivir porque mucha gente me los quiso y me los quiere"
Previous
Next

.., que la seguridad hiciera mejor su trabajo, que estuviera más al pendiente de que no sucedan estas cosas.  Que todas las familias y jóvenes puedan vivir tranquilamente tanto en la casa como en la calle.

Me importaría que hubiera un cambio, no es un consuelo, pero es parte de. Pasó lo de mis hijos y no me gustaría que volviera a pasar esto con otras familias porque es muy difícil vivirlo, son cosas que no se pueden asimilar, tienes que aprender a vivir con ellos, pero sin su presencia, pero es muy difícil”.

“Ya no sabe uno dónde está seguro, mira mis niños: estaban en casa.  Yo unos minutos antes yo les había marcado para ver si ya estaban ellos en casa, todos juntos:

–       ‘Sí mamá ya estamos’.

–       ‘Cuídense, enciérrense bien y hasta mañana nos vemos’

Y mira, mira lo que pasó”.

"Diario pienso en ellos. Hay momentos en que sí los he soñado...​

…pero los he soñado cuando están pequeños, las primeras veces yo tenía pesadillas de lo que me les pudieron haber hecho, lo que vivieron en esos momentos, yo me sentía mal porque no podía dormir y me ponía más triste.

Pero tenemos que asimilar lo que pasó”.

"Estoy yendo con el psiquiatra...

…aunque a veces falto con él porque realmente me da para abajo, hay días que todo me da para abajo, me siento mal, son de esos días que se viene la tristeza, que te faltan tus hijos, se viene la soledad.

Hay amiguitos de mis hijos y amigas de mi niña, siempre me han estado marcando, al pendiente, nos ponemos a platicar y recordar los bellos momentos que ellos vivieron juntos, todo eso me emociona, me pone alegre, me dan ganas más de vivir porque mucha gente me los quiso y me los quiere”.

“En su memoria hubo varios eventos, como las marchas que se hicieron, los actos memoriales, los conciertos en su memoria son muy importantes para mí, para que no se olviden, que sea algo que sea para bien, para que no vuelva a pasar lo mismo.

La inseguridad queda, a veces ya no quieres ni salir a la calle y sientes miedo, yo la verdad sí sentía un poquito de miedo, pero dije: ‘bueno, qué miedo puedo sentir si ya me arrebataron lo único que tenía”.

"En Fiscalía tienen algunas cosas de mis hijos y se rehúsan a entregármelas...

… que porque no saben dónde quedaron. La última vez que yo fui sí me enojé un poquito porque me pedían las facturas.  Se llevaron el bolso de mi hija y la Laptop de mi hijo José Alberto y después fueron a casa a llevarse más cosas que porque necesitaban evidencia.

Yo siento que no les sirvieron de nada, pero aún así no los han regresado. Yo siento que ahí no encontraron absolutamente nada de lo que ellos querían encontrar, pienso que de alguna manera me los querían inculpar en algo, pero no hallaron nada.

“Dudas hay muchas, la incógnita queda del por qué y quién fue.

Mis hijos estaban en su casa”.

Yo tenía un pendiente ese día. Estaba yo con uno de mis hermanos porque estaba, está todavía delicado, estaba enfermo y yo estaba apoyando.

Crié a mis hijos sola. Su papá vivía con nosotros, vivíamos todos juntos, tuvimos diferencias y yo me quedé con ellos desde que mi niña tenía 5 añitos y de ahí para acá éramos nosotros cuatro, yo tuve que salir adelante con ellos. Ya grandes yo dejé de trabajar, ellos me dijeron ‘ya nos toca a nosotros trabajar por ti’, ellos eran el sustento en casa”.

 

“Mis sobrinos tienen un restaurante y vengo y les ayudo, al menos ya me gano mi almuerzo, comida y cena y mi familia que no deja de apoyarme en algo que necesite.

Me hablaron de una indemnización, me dicen que va en proceso, pero todavía no me han dado una fecha exacta y estoy muy agradecida con Atención a Víctimas porque no han dejado de apoyarme, yo me apoyé con ellos, con mis nueras”.

"Me ayudaría mucho que las autoridades fueran un poquito más vulnerables, más sensibles...

… y que deben estar al pendiente de la seguridad, y asegurarse que todas las personas estemos bien. No nomás fueron mis hijos, yo sé que mucha persona está batallando, no han encontrado a sus hijos, no les entregan los cuerpos, hay mucha inseguridad”.

Información, fotos y videos: Grupo Reforma.