Un crimen internacional sacude a Colombia y a Paraguay luego de que presuntos sicarios acribillaron el martes en Cartagena a un reconocido Fiscal paraguayo cuando vacacionaba ahí.

El hecho provocó ya las condenas de los Presidentes de ambos países, así como una investigación que involucra a agencias de Paraguay, Colombia y de Estados Unidos.

Esto es lo que debes saber del caso.

¿QUIÉN ES EL FISCAL ASESINADO?

Marcelo Pecci, de 45 años, fue asesinado el martes en una playa privada de Cartagena.

Pecci investigaba al crimen organizado, las redes de narcotráfico y lavado de dinero en su país y las asociaciones de terrorismo internacionales.

En Paraguay, participó en la investigación que llevó a la captura y posterior extradición a Estados Unidos en 2019 del libanés Nader Mohamad Farhat, presuntamente vinculado al lavado de activos de dinero producto del narcotráfico internacional.

Recientemente, el fiscal contra el crimen y el narcotráfico también formó parte del operativo llamado “A Ultranza Py” en Paraguay, que estaba dirigido contra el tráfico de drogas hacia Europa.

También tuvo a cargo la investigación por el asesinato de la hija de un Gobernador regional el año pasado y el caso contra el ex futbolista brasileño Ronaldinho, detenido cuando intentó entrar a Paraguay con un pasaporte adulterado en 2020.

¿QUÉ HACÍA EN COLOMBIA?

Pecci estaba disfrutando de su luna de miel en Colombia con su esposa, la periodista paraguaya Claudia Aguilera, con quien se acababa de casar el pasado 30 de abril.

Llegaron el 5 de mayo a Colombia, y tras visitar Cartagena de Indias, el día 6 se trasladaron a la isla Barú, ubicada en el Caribe, frente a Cartagena. Los recién casados se hospedaban en el Hotel Decameron.

En sus redes sociales, Aguilera compartió fotografías recientes con Pecci en Barú. En su último mensaje en Instagram apenas unas horas antes del ataque Aguilera publicó una fotografía con su esposo y unos zapatos de bebé: “El mejor regalo de boda es… la vida acercándote al testimonio más lindo del amor”.

¿CÓMO LO MATARON?

Dos sicarios aparecieron en una moto acuática y llegaron hasta la playa del Hotel Decameron. 

Era el martes 10 de mayo a las 10:30 horas en la playa de Barú, a 45 minutos de Cartagena de Indias.

Tras dispararle, huyeron en el mismo vehículo.

Uno de los hombres se bajó y sin mediar palabra le disparó dos veces a Pecci, un impacto lo recibió en la cara y otro en la espalda”.

Claudia Aguilera, esposa de Pecci

¿CÓMO VA LA INVESTIGACIÓN?

El asesinato fue un magnicidio que habría sido planeado y ejecutado redes criminales internacionales por sus acciones contra el crimen organizado, informó este miércoles el director de la Policía Nacional de Colombia, general Jorge Luis Vargas.

Vargas además anunció que las autoridades elevaron la recompensa por información que permita identificar y capturar a los autores materiales del homicidio a casi 500 mil dólares. Aún no está claro qué mafia o grupo está detrás del asesinato.

El comisario Nimio Cardozo de la Policía Nacional de Paraguay, quien llegó a Colombia para unirse a la investigación con el apoyo de la DEA y el FBI de Estados Unidos, aseguró que sólo un círculo muy cerrado de personas sabía que Pecci estaba de vacaciones en Cartagena.

“No vamos a parar hasta tener a los responsables materiales e intelectuales de este hecho tan deleznable para nosotros”, declaró Cardozo.

Por su parte, Juan Martens Molas, doctor en criminología y director del Instituto Comparado en Ciencias Sociales y Penales Inecip, dijo a El País que todo apunta a que Pecci fue asesinado porque su trabajo perjudicaba al mercado internacional de cocaína que opera desde Paraguay, y en otros países de Latinoamérica, con destino a Europa, Asia y a Australia.

Pero la narcopolítica, que también se ha convertido en un fenómeno en Paraguay, agregó, es otro factor a tener presente.

“Que lo hayan matado en Colombia o en Paraguay también indica la transnacionalidad de estos grupos que operan, sus conexiones internacionales”, agregó.

Jorge Luis Vargas, director de la Policía Nacional de Colombia.

Claudia Aguilera, esposa de Pecci

¿QUÉ MÁS SE SABE?

La Policía colombiana difundió una fotografía de un hombre de sombrero, gafas y vestido de negro como uno de los presuntos asesinos.

Según el medio colombiano La W, los sicarios rentaron las motos acuáticas por 30 minutos, pero tras 15 minutos transcurridos, habían ya cumplido su objetivo y las devolvieron.

Otros medios colombianos señalan que los asesinos viajaron incluso con la pareja en el mismo avión.

Aguilera aseguró que no sabía de amenazas contra su esposo.

ESPERABAN UN BEBÉ

Pecci contó a la Fiscal General de Paraguay, Sandra Quiñonez, que había decidido como destino de luna de miel Colombia porque se sentía atraído por la ruta del Caribe.

Le confesó, además, que él y Aguilera iban a ser papás.