Una gran ampliación de la OTAN, quizá además la más veloz de la historia, está a la vista, con el posible ingreso de Finlandia y Suecia, naciones motivadas por la invasión rusa a Ucrania.

Su eventual adhesión rediseñaría el mapa de seguridad de Europa así como la geopolítica, en un movimiento que podría irritar más al Kremlin, aunque no está claro cómo el Presidente ruso, Vladimir Putin, podría tomar represalias.

El Presidente y la Primera Ministra de Finlandia dijeron hoy que la nación debe unirse “sin demora” a la alianza militar de 30 países, a lo que Moscú respondió que lo veía como una amenaza y que no mejorará la situación en el continente.

Estas son las implicaciones si los dos países con estatus de neutralidad se unen a la OTAN.

HASTA AHORA NEUTRALES

Suiza, Finlandia y Suecia tradicionalmente se consideran militarmente “no alineados”.

Pero la invasión de Rusia a Ucrania y el aparente deseo de Putin de establecer una “esfera de influencia” centrada en Moscú ha sacudido sus nociones de seguridad.

La opinión pública sobre su estatus neutral cambió drásticamente apenas unos días después de que iniciara la invasión el pasado 24 de febrero.

Durante años, el apoyo en Finlandia sobre unirse a la OTAN ha rondado entre el 20 y el 30 por ciento, pero ahora...
Más de 0 %
apoya en Finlandia el ingreso a la OTAN.
0 km
de frontera comparte Finlandia con Rusia.

Suecia y Finlandia son los socios externos más cercanos de la OTAN, pero mantener buenos lazos con Moscú ha sido una parte importante de su política exterior, particularmente para Finlandia.

Con el panorama cambiado, esperan apoyo de seguridad de la alianza occidental, principalmente en caso de que Moscú tome represalias. Reino Unido ya se comprometió a acudir en su ayuda.

LA REGIÓN NÓRDICA

Si Suecia y Finlandia se adhieren a la OTAN, se unirían a sus vecinos regionales Dinamarca, Noruega e Islandia, lo que formalizaría su trabajo conjunto de seguridad y defensa de una manera que su pacto de Cooperación de Defensa Nórdica (NORDEFCO, en inglés) no ha conseguido.

El NORDEFCO se centra en la cooperación, mientras que pertenecer a la OTAN significa poner a fuerzas armadas bajo un mando conjunto y compromisos de defensa.

El ingreso reforzaría el control nórdico estratégico sobre el Mar Báltico, el punto de acceso marítimo de Rusia a la ciudad de San Petersburgo y su enclave de Kaliningrado.

Finlandia y Suecia, junto con Islandia, también se unirían en el corazón del triángulo formado con el Atlántico Norte y las áreas marítimas del Ártico, hacia donde Rusia proyecta su poderío militar desde el norte de la Península de Kola.

La planificación militar integrada de la OTAN sería mucho más simple, lo que haría que la región sea más fácil de defender.

¿INGRESO RÁPIDO A LA OTAN?

Finlandia y Suecia son los socios externos más cercanos de la OTAN. Contribuyen a las operaciones y vigilancia aérea de la alianza.

Además, y lo que es más importante, ya cumplen con los criterios de membresía de la alianza: ser una democracia estable, tener buenas relaciones con sus vecinos y Fuerzas Armadas en sintonía con los aliados.

Después de la invasión, ambos países han impulsado formalmente los intercambios de información con la OTAN y asistido a todas las reuniones sobre temas de guerra.

Ambos están modernizando sus Ejércitos e invirtiendo en nuevos equipos. Finlandia está comprando decenas de aviones de combate F-35 de alta gama. Suecia tiene aviones de combate de primera calidad, los Gripen.

Finlandia además dice que ya alcanzó el requerimiento de la OTAN de gasto en defensa del 2 por ciento del Producto Interno Bruto. Suecia también está aumentando su presupuesto militar y espera alcanzar el objetivo para 2028. El promedio de la OTAN se estimó en 1.6 por ciento el año pasado.

Por su parte, el Secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, ha dicho repetidamente que si los países piden entrar, serán “calurosamente” bienvenidos y tendrán un ingreso “fluido y rápido”.

¿QUÉ DICE RUSIA?

Putin ha exigido que la OTAN deje de expandirse hacia sus fronteras y una de sus justificaciones por la crisis en Ucrania ha sido que ese país buscaba unirse a la alianza militar. En su discurso del 9 de mayo, que conmemora el Día de la Victoria sobre la Alemania nazi, culpó a Occidente por la guerra.

Si Finlandia se une, duplicaría la longitud de la frontera de la alianza con Rusia, agregando otros mil 300 kilómetros.

En respuesta al anuncio de este jueves de Finlandia, Moscú dijo que representaba una amenaza directa a Rusia y advirtió de represalias, incluyendo medidas “técnico-militares” no especificadas.

Pero muchas tropas del distrito occidental de Rusia cerca de Finlandia fueron enviadas a Ucrania y esas unidades sufrieron muchas bajas, según funcionarios militares occidentales.

Hasta ahora, Moscú no está tomando medidas evidentes para disuadir a Finlandia y Suecia, salvo quizás un par de incidentes en los que aviones rusos ingresaron a su espacio aéreo. El Kremlin dijo el jueves que su respuesta podría depender de qué tan cerca se mueva la infraestructura de la OTAN hacia las fronteras de Rusia.

Algunos en la OTAN temen que los rusos puedan desplegar armas nucleares o más misiles hipersónicos en el enclave de Kaliningrado, al otro lado del mar Báltico, ubicado entre Polonia y Lituania, también miembros de la OTAN.

Definitivamente. La expansión de la OTAN no hace que nuestro continente sea más estable y seguro. Esto no puede dejar de suscitar nuestro pesar, y es motivo de las correspondientes respuestas simétricas por nuestra parte".

Dmitry Peskov, vocero del Kremlin