Imagen del eclipse tomada desde la Estación Espacial Internacional. Foto www.esa.int

¿Y CÓMO SUCEDE?

Un eclipse lunar sucede cuando la Tierra se interpone en el camino de la luz del Sol hacia el satélite natural. Existen tres tipos de eclipses lunares: parcial, penumbral y total, como el de esta ocasión.

Gráfico: Grupo REFORMA

Durante el eclipse total de Luna, este cuerpo celeste estará exactamente opuesto al Sol con la Tierra en medio. La luna se tornará rojiza, comúnmente llamada luna roja o de sangre, debido a que la atmósfera de la Tierra dispersa la luz solar y sólo deja pasar la luz roja que se refleja en nuestro satélite

Foto REFORMA / Diego Bonilla

"Podrán comprobar que la sombra de la Tierra sobre la Luna es un círculo, porque nuestro mundo es redondo. Verán a la Luna ocre por la luz roja solar que incide sobre su faz, la demás la absorbe el polvo".

Compartió en Twitter la astrónoma Julieta Fierro
Foto REFORMA / José Luis Ramírez

ASÍ SE VIVIÓ...

Apreciado desde distintas latitudes, pues fue visible en todo el Continente, el eclipse atrajo las miradas al cielo y la atención de las redes sociales, donde los usuarios compartieron sus imágenes.

Foto REFORMA / José Luis Ramírez

En diversos estados del País, las personas salieron a atestiguar el avance del fenómeno hasta que la Luna alcanzó su tono rojizo.

En Puebla

Foto REFORMA / Carlos Seoane
Foto REFORMA / Carlos Seoane

En Veracruz

Postal desde Xalapa, Veracruz. Foto REFORMA / Saúl Ramírez
Foto REFORMA / Saúl Ramírez

En Campeche

Fue a partir de las 21:00 horas cuando la Luna comenzó a ensombrecerse y a ser invadida lentamente por una luz ocre.

Los habitantes de Campeche quisieron atestiguar el fenónemo. Foto REFORMA / Sak Balam
Foto REFORMA / Sak Balam

Inspira poemas

El eclipse total inspiró incluso a algunos poetas, como a Mardonio Carballo, quien en sus redes sociales compartió:

Eclipsada la luna

temen los que con ojos la miran

los dioses renovados 

encorvan sus sinsentidos

sus sin explicaciones 

todo a lo que se ha hecho daño

volverá monstruoso esta noche.

La madrugada y la culpa pergeñan desde ya su revancha.

 

Foto REFORMA / Saúl Ramírez