Sofía Lebrija, Nicole Saliba y Andrea Lebrija

Las integrantes de la Fundación Ayuda y Solidaridad con las Niñas de la Calle, I. A. P. realizaron la séptima edición de su bazar anual a beneficio de las cerca de 70 infantes y adolescentes que atienden.

“El 100 por ciento de lo que se recaude se va a la casa hogar, en donde se les da todo: educación, alimentación, ayuda psicológica y ropa, ahí viven”, explicó Elena Arrangoiz, una de las organizadoras.

“No sólo les damos lo básico, también les ofrecemos recreación, como ir al cine, boliche, la feria, de viaje o safari, pienso que si ellas tienen carencias y nosotras tenemos muchas cosas, debemos compartir todo lo que podamos”.

Daniela Ferrer, Beatriz López, Ainara Padilla y Gina Benítez

Durante tres días, jóvenes, amas de casa, emprendedoras y filántropas se dieron cita en el Jardín Lomas Altas para vender o comprar diversos productos, como artesanías, joyería, ropa y artículos para el hogar, entre muchos otros.

Lourdes Arroyuelo y Susana Arnaud

“Una de las cosas más lindas de trabajar en los bazares es que conoces mujeres que se convierten en tus amigas y con las que compartes muchas cosas”, comentó la diseñadora Susana Arnaud, quien tuvo un stand con artículos de su marca, El Arte de Recibir.

Asimismo, entre los más de 100 stands que hubo, estuvo el de la Fundación Michou y Mau, atendido por Camila González, quien se mostró agradecida con las organizadoras por el apoyo a la asociación que dirige su abuela, Virginia Sendel.

Ana Paula Carrillo y Babys Orvañanos

"Este bazar es muy bonito y la gente muy linda, además de que vienes a distraerte de la rutina, convives con tus amigas y terminas comprando lo que más te gusta”

ANA PAULA CARRILLO, diseñadora
Ana del Río y Elena Arrangoiz

“Estamos vendiendo artículos que nos donó una empresa, el 50 por ciento de lo recaudado se va a Michou y Mau y el otro 50 a Ayuda y Solidaridad, es decir, todo se donará”, compartió la egresada de la Universidad Iberoamericana.

“Estar aquí nos da la oportunidad de explicarle a la gente la labor de nuestra fundación y el cómo ayudamos para que simpaticen con la causa, cuando conocen la dura historia, se sorprenden”.

Además de un área de artículos de segunda mano, las asistentes a la venta disfrutaron de una zona de comida, así como de un photo shoot previo al Día de las Madres, en el cual clientas con sus pequeños se tomaron la foto del recuerdo.

Isabel de Haro y Alejandra Gaxiola