Fotos: Diego Bonilla
1. En el Callejón Xocotitla, los cables cruzan de poste a poste: atraviesan frente a ventanas, por encima de azoteas y bardas.
2. Juana, habitante de la zona, aprovecha el exceso de cables. En ellos cuelga sus toallas y cubrebocas para que se sequen.

"Como no tienen servicio los cables, yo, por ejemplo, ahí tengo ganchitos, lavo mis cubrebocas y ahí los cuelgo. Entonces, se secan rapidísimo”.

Juana, vecina de Xoco
3. El peso es tanto que las marañas están vencidas; algunas llegan, incluso, al nivel de las puertas de los hogares.
4. La cantidad de cableado también han provocado que algunos postes se inclinen, una situación que ha llegado a preocupar a los habitantes.
5. Las marañas obedecen principalmente a cables que ya no son usados y que las empresas no retiran, aseguraron especialistas.
6. La Alcaldía Coyoacán informó este domingo que fue retirada más de una tonelada de cableado aéreo que no era utilizado del Centro histórico de la Demarcación.