PROYECTAN TRANSFORMACIÓN

El megaproyecto fue anunciado en octubre de 2021, cuando se dio a conocer que el complejo incluiría un hotel, un centro comercial y un estacionamiento en los predios de Avenida Estadio Azteca 42, Calzada de Tlalpan 3475, Anillo Periférico 6582 y Prolongación División del Norte 3901.

El proyecto que fue entregado estimaba afectaciones en más de 60 mil metros cuadrados de áreas verdes, así como en 834 árboles. Otros 2 mil 188 ejemplares serían conservados.

En cuanto a movilidad se ofrecería la creación de un andador peatonal alrededor del predio, una ciclovía, 870 puntos para estacionar bicicletas y un corredor de acceso desde la estación del Tren Ligero.

Además, para intentar mitigar el desabasto hídrico que padece la zona, los desarrolladores aseguraron que instalarían sistemas de captación de lluvia en los techos, 5 pozos de infiltración de lluvia y una tratadora de caudales residuales.

LOS CUESTIONAMIENTOS

A días de que se hiciera pública la propuesta de desarrollo, vecinos de las colonias aledañas a Santa Úrsula Coapa expresaron su preocupación de que el complejo redujera la ya de por sí escasa disponibilidad de agua.

Desde aquel momento se implementó un proceso de consulta vecinal en el que se aplicaron encuestas y se realizaron reuniones y talleres para conocer la opinión de los habitantes del lugar. Sin embargo, vecinos criticaron que este mecanismo no fuera vinculante para la empresa constructora.

ASÍ OPERA UNA CONSULTA VECINAL DE LA SEDEMA

  • Se implementan encuestas, reuniones y talleres.
  • La participación consiste en responder preguntas de los impactos que se perciben y las sugerencias sobre un proyecto.
  • La decisión la toman las autoridades con base en los resultados del Proceso de Consulta Vecinal.

Tras la primera vuelta de la consulta, autoridades reportaron que el proyecto había sido acotado en el tema de ecotecnologías, además de que se estableció como medida de integración la perforación de un pozo de agua por parte de la empresa desarrolladora para que fuera operado por el Sistema de Aguas de la Ciudad de México. 

Aunque inicialmente se dijo que el pozo no sería utilizado por el complejo, en mayo de 2022 se indicó que el 25 por ciento de líquido extraído sería destinado al megaproyecto.

Otra medida que se estableció fue que el conjunto tendría la obligación de captar un mayor volumen pluvial, durante la temporada de lluvias, con el objetivo de disminuir el consumo de la red.

PIDEN INTERVENCIÓN DEL IECM

En febrero de 2022, se implementó una segunda vuelta para la consulta vecinal, la cual, finalmente, fue suspendida. Ante ello, vecinos de Coyoacán y Tlalpan pidieron al Instituto Electoral de la Ciudad de México (IECM) realizar una consulta ciudadana la cual sí tuviera un resultado vinculante.

El 18 de mayo, el IECM dio a conocer que analiza la petición, aunque adelantó que la consulta sólo puede incidir sobre actos u omisiones de una autoridad, mientras que, para un ente privado, no hay posibilidad de intervenir.

"Tenemos que ver cómo es que nos están planteando la consulta, cómo identifican a la autoridad responsable, cuál es el acto u omisión que está cometiendo esta autoridad responsable, para que a partir de ahí podamos definir la consulta y su ámbito".

Ernesto Ramos, consejero del IECM