Las autoridades sanitarias europeas y estadounidenses identificaron varios casos de viruela símica en los últimos días, la mayoría en hombres jóvenes.

Se trata de un sorprendente brote de una enfermedad que rara vez aparece fuera de África.

En todo el mundo, los funcionarios de salud están atentos a la posibilidad de que aparezcan más casos debido a que, por primera vez, la enfermedad parece estar propagándose entre personas que no viajaron a África.

El riesgo para la población general, sin embargo, es bajo, señalan los expertos.

¿QUÉ ES LA VIRUELA DEL MONO?

Esta enfermedad, también llamada viruela del mono, es un virus que se origina en animales salvajes como roedores y primates, y ocasionalmente salta a las personas. La mayoría de los casos humanos se han producido en África central y occidental, donde la enfermedad es endémica.

Fue identificada por primera vez por científicos en 1958 cuando hubo dos brotes de una enfermedad “similar a la viruela” en simios de investigación, de ahí el nombre de viruela del mono.

La primera infección humana conocida fue en 1970, en un niño de 9 años en una parte remota del Congo.

¿CUÁLES SON LOS SÍNTOMAS Y CÓMO SE TRATA?

La viruela del mono pertenece a la misma familia de virus que la viruela pero causa síntomas más leves.

La mayoría de los pacientes solo experimentan fiebre, dolor corporal, escalofríos y fatiga. Las personas con enfermedades más graves pueden desarrollar sarpullido y lesiones en la cara y las manos que pueden extenderse a otras partes del cuerpo.

El periodo de incubación es de aproximadamente cinco días a tres semanas y la mayoría de las personas se recuperan en aproximadamente dos a cuatro semanas sin necesidad de hospitalización.

La viruela símica puede llegar a ser mortal para una de cada 10 personas y se cree que es más grave en los niños.

Quienes resultan expuestos al virus suelen recibir vacunas contra la viruela, que han demostrado ser efectivas contra la versión del mono. Actualmente se están desarrollando medicamentos antivirales.

El jueves, el Centro Europeo para la Prevención y el Control de Enfermedades recomendó aislar a todos los casos sospechosos y ofrecer una vacuna contra la viruela a los contactos de alto riesgo.

¿CUÁNTOS CASOS HAY GENERALMENTE?

La Organización Mundial de la Salud estima que cada año hay miles de infecciones de viruela del mono en alrededor de una decena de países africanos.

Debido a que en África los sistemas de salud son irregulares, los expertos afirman que es probable que se pase por alto a muchas personas infectadas.

Ocasionalmente se detectan casos aislados de viruela del mono fuera de África, incluyendo en Estados Unidos y Gran Bretaña. Los casos suelen estar asociados con viajes a ese continente o contacto con animales de áreas donde la enfermedad es más común.

En 2003, 47 personas en seis estados de Estados Unidos tenían casos confirmados o probables. Según los reportes, habían contraído el virus a través de perros de las praderas importados de Ghana que se alojaron cerca de pequeños mamíferos.

0
casos al año en el Congo.
0
casos al año en Nigeria.

¿QUÉ ES DIFERENTE EN EL BROTE ACTUAL?

Es la primera vez que la viruela del mono parece propagarse entre personas que no viajaron a África. La mayoría de los casos involucran a hombres que han tenido sexo con otros hombres.

En Europa, se han reportado infecciones en Gran Bretaña, Italia, Portugal, España y Suecia.

La Agencia de Seguridad de la Salud de Gran Bretaña dijo que no todos sus casos están conectados, lo que sugiere que están ocurriendo múltiples cadenas de transmisión. Las infecciones en Portugal se detectaron en una clínica de salud sexual, donde hombres buscaron ayuda por lesiones en los genitales.

El miércoles, funcionarios estadounidenses informaron de un caso de viruela del mono en un hombre que había viajado recientemente a Canadá, donde las autoridades están investigando presuntas infecciones en el área de Montreal.

¿SE PROPAGA A TRAVÉS DEL SEXO?

Es posible, pero no está claro.

Hasta la fecha, no se ha documentado que la viruela del mono se haya propagado por relaciones sexuales, pero según los expertos puede transmitirse a través del contacto cercano con personas infectadas, sus fluidos corporales y su ropa o sábanas.

Michael Skinner, virólogo del Imperial College London, dijo que aún es demasiado pronto para determinar cómo se infectaron los hombres en Gran Bretaña.

Por naturaleza, la actividad sexual involucra el contacto íntimo, lo que uno esperaría aumentar la probabilidad de transmisión, cualquiera que sea la orientación sexual de una persona e independientemente del modo de transmisión”.

Michael Skinner, virólogo del Imperial College London.