"Sus obras (no) son ecuaciones disfrazadas de música: por el contrario, si algo ha llamado la atención de los oyentes en la obra de Xenakis, es su fuerza primigenia y monumental".

José Wolffer, titular de la Dirección General de Música de la UNAM

PARA CONOCERLO

Xenakis nació el 29 de mayo de 1922, en el pueblo rumano de Braila, de padres griegos. No se educó como músico sino como ingeniero civil, aunque la música estuvo presente en su vida desde la niñez, al igual que la ciencia y la literatura clásica griega.

El compositor Iannis Xenakis estaría cumpliendo 100 años este 29 de mayo. Imagen tomada de www.meta-xenakis.org

Como estudiante de ingeniería en Atenas, el compositor se integró a la resistencia comunista para oponerse a la ocupación de su país. En 1945 resultó herido por un tanque británico y perdió el ojo izquierdo.

Ocupación militar de Grecia durante la Segunda Guerra Mundial. Imagen tomada de www.encyclopedia.ushmm.org

Llegó con un pasaporte falso a París en 1947, tras desertar del ejército griego, y comenzó a trabajar en el estudio del arquitecto Le Corbusier.

El arquitecto Charles-Édouard Jeanneret-Gris, a la postre conocido como Le Corbusier. Imagen tomada de www.circulobellasartes.com

Pero Xenakis quería componer y desde su llegada a París estudió con los compositores Arthur Honegger y Darius Milhaud y asistió a los cursos de análisis de Olivier Messiaen, fue él quien le sugirió aplicar su formación científica a la creación musical.

Xenakis se graduó como ingeniero civil. Imagen tomada de www.meta-xenakis.org

Utilizó primero los recursos de la electroacústica y luego de la orquesta tradicional, antes de recurrir a las computadoras para componer. Escribió para orquesta, grupos de cámara, coro, instrumentos solos y cinta.

"Las sonoridades de la orquesta son materiales de construcción, como el ladrillo, la piedra y la madera".

Iannis Xenakis, compositor
Imagen tomada de www.meta-xenakis.org

EL INCONCLUSO PROYECTO EN TEOTIHUACÁN

Iannis Xenakis dejó inconcluso un proyecto en México, como parte de sus politopos, una serie de espectáculos no-teatrales donde se integraba la música con la arquitectura. La idea comenzó a gestarse en diciembre de 1978, cuando vino al Seminario Internacional de Estudios en Creación Musical y Futuro, por iniciativa del compositor Julio Estrada, amigo cercano.

El compositor mexicano Julio Estrada fue alumno y amigo personal de Xenakis. Foto REFORMA-Archivo / Héctor García

Estrada pensó en él como el artista capaz de ofrecer una interpretación personal del México antiguo a través del lenguaje musical. Lograron el patrocinio de Fonapas para un viaje de seis días a México en mayo de 1979 para visitar Palenque, Xochicalco y Teotihuacán. Se proponía utilizar la zona arqueológica de Teotihuacán para montar un espectáculo en homenaje a las culturas prehispánicas.

Zona arqueológica de Teotitihuacán. Imagen tomada de www.lugares.inah.gob.mx

Con la devaluación del peso, el proyecto quedó en el olvido. Años después, Xenakis preguntó a Estrada por qué había fracasado la iniciativa. Él le respondió que se había topado con la cultura oficial y Xenakis le respondió: “Todas lo son“.

PARA ESCUCHARLO

Metástasis (Mestastaseis B) (1953-54)

  • Una grabación de la Orchestre National de l’O.R.T.F. , dirigida por Maurice Le Roux.
  • El estreno de Metástasis situó a Xenakis en los reflectores de la escena musical internacional. La obra es una clara manifestación de su idea de la “composición con sonidos”.

El título alude al “contraste dialéctico entre el movimiento o el cambio y la no direccionalidad”. Está inspirada por la concepción de Einstein sobre el tiempo y la memoria de Xenakis de los sonidos de la guerra, y estructurada a partir de las ideas matemáticas de Le Corbusier.

  • Xenakis también fue un arquitecto consumado, veía como la diferencia principal entre música y arquitectura que mientras en esta el espacio es visible desde todas las direcciones, en la música solo puede experimentarse desde una.

Diamorphoses (1957)

  • Obra para cinta de dos pistas y al menos cuatro altavoces.
  • El estudio de Radio Francia dedicado a la creación de nuevos sonidos fue lanzado en 1948 por Pierre Schaeffer, pionero de la electroacústica. Xenakis se fascinó de inmediato con las posibilidades de la música concreta y en 1955 comenzó a trabajar ahí como parte de lo que sería conocido como Groupe de Recherches Musicales (GRM).

Es considerada como una de las obras más influyentes de la primera década de la música concreta.

  • De acuerdo con Allmusic.com, entre 1957 y 1962 Xenakis compuso un número de piezas, la primera fue Diamorphoses que combina el sonido de motores de jet, trenes y un terremoto con sonidos de campana.

Jonchaies (1977)

  • Para gran orquesta, con 107 músicos. Esta grabación es de la Orquesta Filarmónica de Luxemburgo, dirigida por Arturo Tamayo.
  • De acuerdo con el crítico Thomas May, escrita 20 años después de su gran obra Metástasis, Jonchaies representa la cúspide de la producción orquestal de Xenakis.

Por su formación como ingeniero, el compositor griego dedicó buena parte de su carrera a experimentar con la aplicación de complejas técnicas matemáticas al proceso de composición, tomando ideas de estadística, teoría de conjuntos y geometría para llegar a lo que llamó “música estocástica“.

Pléiades (1979)

  • Obra para percusiones, interpretada por Las Percusiones de Estrasburgo, en el álbum Xenakis: Pleiades/Psappha, una grabación de 1988.
  • De la estrecha colaboración de Xenakis con Las percusiones de Estrasburgo surgieron dos piezas fundamentales en el catálogo del compositor: Persephassa (1969) y diez años después Pléiades (1979).

La primera  (Persephassa) se trata de una “especialización del sonido“, una “coreografía sonora”, mientras que la segunda (Pléiades) es una de las piezas más hermosas del compositor, por su “riqueza de timbres, la libertad y coherencia de la composición”.

FUENTES: Grupo REFORMA / Allmusic.com / Thomas May / percussionsdestrasbourg.com