Con casi dos décadas de experiencia en el sector inmobiliario, José Humberto Arroyo ha sido testigo y partícipe del auge en distintos puntos de la Ciudad.

Por ello, en pleno momento de cambios en la industria tras la pandemia, el especialista aborda la relevancia de una zona que destaca por sus característicos espacios y sus colonias llenas de tradición: el sur capitalino.

“Es una demarcación que creo que es muy importante en el devenir de la Ciudad de México históricamente y, en particular, el Pedregal desde los años 50 empezó a crecer, me parece que ya van para una tercera o cuarta generación”, platicó el egresado de la Facultad de Arquitectura por la UNAM.

Asimismo, considera que han sido múltiples los factores que hacen que las personas tengan un interés constante al considerar su futuro en esta región, pues más allá de las propuestas de valor que son atractivas en sí, existen una serie de elementos que dan un carácter de mayor bienestar, como lo son las plazas comerciales, la cercanía con el Bosque de Tlalpan, escuelas, hoteles y, por supuesto, la accesibilidad.

“Considero que es un lugar que nunca ha pasado de moda, al tener nuevas familias los espacios habitacionales se van renovando”, opinó el director general de la desarrolladora inmobiliaria Mexihom.

“En los últimos años ha habido infraestructura en conexión de importantes vialidades, está Periférico a unos minutos, el segundo piso con rumbo a Polanco y la salida a Cuernavaca, también Luis Cabrera, por lo que es un plus que la gente valora”.

Aunado a ello y a propósito del desarrollo Cobalto, dentro del fraccionamiento Lomas del Pedregal, agregó que al utilizarse los recursos de la demarcación, como la piedra volcánica y el suelo rocoso, los edificios tienen una estética acorde y, al mismo tiempo, segura.

Por lo tanto, estos novedosos desarrollos no son sólo atractivos, sino que además redituables como alternativa de inversión.

“Las familias, cuando tienen crecimiento económico y en integrantes, buscan probablemente crecer a la par en el tema de habitación y estos inmuebles siempre garantizan plusvalía”, aseguró el arquitecto.

De acuerdo con el experto, aunado a la seguridad continua y áreas verdes, un aspecto por el que se inclina la gente al momento de adquirir un inmueble en el sur es por la optimización de los recursos, pues es un punto lleno de suelo rocoso que se presta a utilizar la piedra volcánica como elemento decorativo. De esta manera, coinciden con el entorno y la paleta vegetal que ha predominado a lo largo de los años.

"La plusvalía en esta zona del sur no cae, al contrario, se va ganando y se mantiene”.

JOSÉ HUMBERTO ARROYO, arquitecto y director general de Mexihom