Después de un aumento en los tiroteos masivos, incluyendo las matanzas de Buffalo y Uvalde, las autoridades estadounidenses prevén meses violentos y posibles actos de terrorismo doméstico en el país.

En su último Boletín del Sistema Nacional de Alerta contra el Terrorismo, el Departamento de Seguridad Nacional (DHS, en inglés) advierte una serie de amenazas internas que van desde más tiroteos hasta la tensión por el debate de los derechos sexuales de las mujeres, así como posible violencia electoral y contra los migrantes.

La alerta emitida este martes 7 de junio tiene vigencia hasta el próximo 30 de noviembre y sostiene que los objetivos del extremismo violento podrían ser instituciones religiosas, escuelas y minorías raciales, entre otros.

Estas son las amenazas más relevantes del nuevo informe sobre terrorismo doméstico del Gobierno de Estados Unidos.

MÁS TIROTEOS MASIVOS

El tiroteo a finales de mayo en la Escuela Primaria Robb de Uvalde, Texas, que dejó 19 niños y 2 maestras muertas ha sido elogiado en foros online de extremismo, según el DHS.

La alerta del Departamento detalla que los usuarios de estos foros, en los que también se comparten teorías de conspiración, han llamado a imitar el ataque del tirador, identificado como Salvador Ramos, de 18 años, quien murió abatido por la Patrulla Fronteriza.

“Otros han aprovechado el evento para intentar difundir desinformación e incitar agravios, incluidas afirmaciones de que fue un evento organizado por el Gobierno destinado a promover las medidas de control de armas”, detalló el informe.

De acuerdo con el DHS, otros autores de tiroteos masivos en el país se han inspirado en ataques anteriores.

Así sucedió en el reciente tiroteo supremacista en Buffalo, donde un hombre mató en mayo a 10 personas negras, y en el atentado de El Paso de 2019, cuando un pistolero mató a 23 personas en una comunidad mayormente latina. Ambos tiradores se inspiraron en atacante que disparó en 2019 contra dos mezquitas en Christchurch, Nueva Zelanda, y mató a 51 personas.

Varios ataques violentos recientes de delincuentes solitarios contra comunidades minoritarias, escuelas, lugares de culto y transporte público han demostrado la naturaleza dinámica y compleja del entorno de amenazas que enfrenta EU".

Informe del DHS.

ATAQUES POR MIGRACIÓN DESDE MÉXICO

También existen riesgos de ataques extremistas motivados por la llegada de migrantes desde la frontera con México y por la percepción de que el Gobierno no puede controlar la afluencia.

Según la evaluación del DHS, los extremistas han llamado a ejercer violencia directa para detener el flujo migratorio y los cambios de políticas relacionadas con la seguridad fronteriza podrían justificar ataques contra minorías como los propios migrantes o contra los funcionarios encargados de las políticas migratorias.

El Gobierno de Biden ha sido criticado por los republicanos por levantar muchas de las medidas antimigrantes del ex Presidente Donald Trump y recientemente había intentado eliminar la política de expulsiones exprés bajo el Título 42, pero un juez federal se lo impidió.

Algunos extremistas domésticos violentos han expresado quejas relacionadas con su percepción de que el Gobierno de Estados Unidos no quiere o no puede asegurar la frontera entre Estados Unidos y México y han llamado a la violencia para detener el flujo de inmigrantes indocumentados".

Informe del DHS.

VIOLENCIA ELECTORAL

Después del asalto al Capitolio en 2021 por parte de seguidores de Trump que intentaron detener la certificación del triunfo de Joe Biden en la elección presidencial, la violencia electoral en EU se volvió un tema de preocupación.

Y este año, con las elecciones intermedias que renovarán la Cámara de Representantes y un tercio de los escaños del Senado, las autoridades federales temen nuevos eventos de violencia.

Podría haber, como en el caso del Capitolio, ataques a recintos oficiales, pero también contra candidatos, eventos y otros funcionarios.

Es probable que aumenten los llamados a la violencia por parte de extremistas domésticos violentos dirigidos a instituciones democráticas, candidatos políticos, oficinas de partidos, eventos electorales y trabajadores electorales".

Informe del DHS.

TENSIÓN POR ABORTO

La Corte Suprema de Estados Unidos tiene previsto definir en los próximos meses su postura en torno al derecho constitucional al aborto en el país, protegido desde 1972 por el fallo Roe vs. Wade.

Un borrador de opinión filtrado a los medios a inicios del mes pasado dejó entrever que el Alto Tribunal se dispone a revocar ese fallo, lo que implicaría un retroceso de 50 años en la protección de las garantías que tienen las mujeres a interrumpir su embarazo. Según activistas, aproximadamente la mitad de los estados se moverían para restringir el aborto.

En este contexto, el DHS pronostica que tanto defensores como opositores al derecho a abortar alienten a realizar actos violentos.

Las personas que abogan tanto a favor como en contra del aborto han alentado la violencia en foros públicos, incluso contra el personal y las instalaciones gubernamentales, religiosas y de salud reproductiva, así como contra aquellos con ideologías opuestas".

Informe del DHS.

INJERENCIA EXTRANJERA

Según Estados Unidos, miembros de organizaciones terroristas como el Estado Islámico y Al Qaeda usan foros en línea para intentar alentar a las personas en el país a cometer actos violentos, al tiempo que celebran a los autores de ataques.

Un ejemplo fue la toma de rehenes de enero pasado en una sinagoga en Colleyville, Texas, acto que fue celebrado por partidarios islamistas en línea.

Y en abril de 2022, por ejemplo, un mensaje en audio del Estado Islámico en el que el grupo anunció una campaña para vengar la muerte de su líder llamaba a las personas a realizar ataques con cuchillos y embestidas de vehículos en Estados Unidos.

Es probable que las organizaciones terroristas extranjeras continúen utilizando plataformas en línea para intentar inspirar a las personas con sede en EU a participar en actividades violentas".

Informe del DHS.

Por otro lado, el DHS estima que habrá injerencia extranjera por parte de actores chinos, iraníes y rusos para “generar discordia interna y debilitar su enfoque y posición a nivel internacional”.

El reporte también afirma que actores rusos y de otras naciones han ampliado teorías de conspiración que responsabilizan a Estados Unidos de la crisis entre Rusia y Ucrania y que afirman que Washington apoya laboratorios de armas químicas en el extranjero.

La alerta evalúa que dichos actores podrían usar estas narrativas “falsas o engañosas” para justificar la violencia, promover la división social y llamar a ataques contra funcionarios e instituciones estadounidenses.