Varias partes del mundo han registrado inusuales altas temperaturas para esta etapa del año.

Según los científicos, la multiplicación de las olas de calor, particularmente en Europa, es consecuencia del calentamiento global, pues las emisiones de gases de efecto invernadero aumentan la potencia, duración y repetición de estos fenómenos.

España

La inusual ola de calor en España alcanzó este jueves 16 de junio su sexta jornada con temperaturas que superan los 40 grados Celsius en varios puntos.

El calor provocado además una serie de incendios, el más preocupante cerca de Baldomar, en la provincia de Lérida (Cataluña), donde el fuego ya ha quemado 940 hectáreas, según cifras provisionales del Gobierno catalán, que estimó que tiene el “potencial” de arrasar hasta 20 mil.

Las inusuales temperaturas desde el fin de semana pasado han llegado hasta los 43 ºC en varios puntos del país y se prolongarán hasta el sábado 18 de junio.

El mes pasado, fue el mayo más cálido en el presente siglo para España.

Francia

De acuerdo con el servicio meteorológico nacional, este país pasa por su ola de calor más temprana desde 2005, lo que agrava la sequía causada por un invierno y una primavera inusualmente secos, y los riesgos de incendios forestales como en España.

El sábado los termómetros podrían alcanzar los 38 grados en París.

"El sábado será el punto álgido, con temperaturas de 35 a 39 grados en la mayor parte del país".
Tristan Amm
de la agencia meteorológica
"Tengo 86 años y nací aquí. Pero pienso que es la peor ola de calor que nunca he visto".
Jacqueline Bonnaud
Ciudadana francesa

El aumento del uso del aire acondicionado y ventiladores obligó a Francia a importar electricidad de países vecinos.

La Ministra de Energía, Agnès Pannier-Runacher, dijo que están evaluando limitar el uso de aire acondicionado para ahorrar energía.

Por la ola de calor, algunos escuelas podrían cancelar las clases.

La empresa de ferrocarriles SNCF advirtió de posibles retrasos, ya que los trenes se ven obligados a reducir la velocidad porque el calor deforma las vías y daña los equipos eléctricos.

"Nuestra infraestructura sufre con el calor".
Thierry Rose
Director regional de la SNCF
0
grados Celsius alcanzaron las temperaturas a nivel de las vías en Burdeos.

Estados Unidos

Una franja del centro-norte y el sur de Estados Unidos que se extiende desde el norte de Florida hasta los Grandes Lagos registró el miércoles 15 de junio temperaturas superiores a los 32 grados Celsius.

Las alertas por calor excesivo fueron emitidas en un área donde reside una tercera parte de la población del país.

Los meteorólogos advirtieron que las altas temperaturas podrían ser peligrosas o mortales para algunas personas y recomendaron a los habitantes mantenerse hidratados, bajo techo en lo posible y adoptar precauciones si salen.

"Hay mucha población vulnerable expuesta a este calor''.
Marshall Shepherd
Profesor de meteorología de la Universidad de Georgia

Riesgos para la salud

Efectos del calor

  • Cansancio
  • Dolor de cabeza
  • Fiebre
  • Problemas para conciliar el sueño

Puede desembocar en:

  • Deshidratación
  • Insolación 

 

Una insolación excesiva, en la que la temperatura del cuerpo supera los 40ºC, puede conducir a la muerte.

Niños y ancianos, los más vulnerables

Los niños, en especial los que tienen menos de 5 años, así como los ancianos, en particular los que sufren patologías graves, son las dos franjas de población más vulnerables.

La canícula también afecta a las personas sin hogar o a las que viven aisladas, en particular las que carecen de aire acondicionado.

Algunas personas son también más vulnerables a causa de sus condiciones de vida.

Situaciones que aumentan los riesgos:

  • Vivir en una ciudad, sobre todo en una casa mal aislada, o en una zona de gran densidad urbana, sin jardines o lugares con sombra.
  • Al trabajar en exterior como en la construcción o limpieza, o hacer deporte se padece más el calor, a causa del esfuerzo físico.
  • Algunos medicamentos aumentan los riesgos de deshidratación, como los diuréticos.

Medidas esenciales

  • Hidratarse y permanecer bajo la sombra o en un lugar fresco. No hay que esperar a tener sed para beber agua.
  • Si es necesario, tomar una ducha fría, o mojarse la cabeza u otras partes del cuerpo.
  • Quedarse en casa en el momento de mayor calor, mantener el domicilio lo más fresco posible, o desplazarse a un lugar que tenga acceso a aire acondicionado (supermercado, cine, biblioteca pública, museo).
  • Cuando llegue una oleada de calor hay que mantener contacto con la familia, y no dudar en solicitar ayuda.