Decenas de miles de vuelos han sido cancelados o retrasados en todo el mundo en los últimos días en una crisis que amenaza con extenderse a las vacaciones de verano y afectar tanto a la industria turística como a los viajeros.

0
vuelos cancelados o retrasados en el mundo entre el 17 y 19 de junio.

Entre los factores que han provocado la reciente cancelación de viajes por parte de las aerolíneas están la falta de personal, llamados a huelgas y el mal clima.

A continuación, un vistazo a lo que está sucediendo en Estados Unidos y el mundo:

ASÍ ESTÁ EL PANORAMA HOY

Más de 0
vuelos retrasados en el mundo.
Más de 0
vuelos cancelados en el mundo.
Más de 0
vuelos retrasados en Estados Unidos.
Más de 0
vuelos cancelados en Estados Unidos.

FALTA DE PERSONAL

Una de las principales razones que está impulsando la cancelación y retraso de vuelos es la falta de personal, especialmente en puestos especializados como los pilotos.

Después de la pandemia de Covid-19, muchas aerolíneas en el mundo recortaron los puestos de trabajo, y ahora están teniendo problemas para recuperarse.

Las aerolíneas de Reino Unido, por ejemplo, afirman haber recortado cerca de 30 mil empleos desde el inicio de la pandemia, de acuerdo con Airlines UK, que conglomera a las compañías aéreas en la nación.

En Estados Unidos pasa lo mismo y expertos señalan que las aerolíneas no han podido reemplazar con la velocidad suficiente a los pilotos que renunciaron, se jubilaron o fueron despedidos.

Incluso el propio Secretario de Transportes estadounidense, Pete Buttigieg, se ha reunido con los ejecutivos de las compañías aéreas para tratar de dar solución a este creciente problema, de modo que no se extienda hasta el verano, cuando se prevé suba la demanda de viajes por las vacaciones.

Esto le está pasando a mucha gente, y eso es exactamente a lo que le estamos poniendo atención, a lo que se puede a hacer y a cómo asegurarnos de que las aerolíneas cumplan”.

Pete Buttigieg, Secretario de Transportes de EU.

HUELGAS Y MÁS PROBLEMAS

A estas presiones, se le sumarán el descontento de los trabajadores de la industria aérea, que en varios países han anunciado protestas por las condiciones laborales que encaran.

Un ejemplo claro es lo que está sucediendo en la aerolínea Ryanair, cuyos sindicatos de cinco países llamaron a los empleados de la compañía para una huelga el próximo fin de semana. En España, Francia, Bélgica, Portugal e Italia, los auxiliares de vuelo exigen el respeto al derecho laboral y el aumento de salarios a la compañía irlandesa, que probablemente registrará este verano una actividad superior a la de 2019.

“(En Francia) la compañía no respeta los tiempos de descanso, tal y como están previstos en el código de aviación civil".

Damien Mourgues, representante del Sindicato Nacional de Personal de Navegación Comercial (SNPNC).

El domingo, los pilotos de Ryanair decidieron sumarse a los auxiliares de vuelo e instaron a dejar de trabajar a partir del viernes 24 de junio. El personal de la compañía nacional Brussels Airlines, filial de Lufthansa, hará huelga a partir del jueves durante tres días.

Las compañías de bajo coste, especialmente Ryanair, han registrado un repunte fulgurante de la actividad desde la suspensión de las restricciones anti-Covid.

Con la rápida reanudación del tráfico, muchas aerolíneas han tenido que cancelar vuelos debido a la falta de personal, como EasyJet.

¿QUÉ DICEN LAS AEROLÍNEAS?

 Este martes 21 de junio, las aerolíneas mundiales concluyeron una cumbre anual de tres días en Doha comprometiéndose a superar los problemas operativos que han empañado la recuperación del sector tras la pandemia.

La Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA), que agrupa a casi 300 aerolíneas, trató de relativizar el furor que ha causado el reciente caos aeroportuario y vacacional, y también atemperó los planes para aumentar la capacidad, mientras el maltrecho sector trata de resolver la escasez de personal desde que el transporte aéreo se colapsó durante la pandemia.

Willie Walsh, director general de la IATA, minimizó los problemas y dijo que el sector será capaz de encontrar el camino a través de los recientes problemas.

"Relajémonos un poco; sí, tenemos desafíos, pero no es en todas partes".

Willie Walsh, director general de la IATA.

El sector aéreo espera reducir las pérdidas este año, pero ha elevado sus previsiones debido a la rápida recuperación, al tiempo que ha expresado su preocupación por la aceleración de la inflación y el conflicto en Ucrania.

Es posible que algunas aerolíneas tengan que ajustar sus planes de capacidad para hacer frente a la escasez de personal, pero no todas las compañías ni los aeropuertos se enfrentan al caos observado recientemente en Europa, dijo Walsh, prediciendo que el sector se abrirá camino a través de los actuales retos de capacidad y personal.