China reclama a Taiwán como parte de su territorio soberano y se opone a todo contacto oficial entre funcionarios de otros países y funcionarios de la isla autónoma.

Ahora, las autoridades chinas han repudiado la visita de Pelosi, de 82 años y la tercer persona en la línea presidencial, y han amenazado con represalias y respuestas militares.

Así ha respondido China hasta el momento:

Envía China aviones caza

Aviones de guerra chinos sobrevolaron el martes la línea que divide el estrecho de Taiwán antes de la llegada de Pelosi a la isla, al tiempo que el Ministro de Relaciones Exteriores de China, Wang Yi, dijo el martes que los políticos estadounidenses que “juegan con fuego” en la cuestión de Taiwán “no tendrán buen final”.

Con las tensiones ya elevadas, varios aviones de guerra chinos volaron por la mañana cerca de la línea media que divide el estrecho de Taiwán, antes de marcharse más tarde.

0
aviones chinos incursionaron hoy en zona de identificación de Taiwán.

Varios buques de guerra chinos también han navegado cerca de la línea divisoria no oficial desde el lunes y han permanecido allí.

Los aviones chinos realizaron en repetidas ocasiones movimientos tácticos de “tocar” brevemente línea media y volver en círculos al otro lado del estrecho mientras los aviones taiwaneses estaban en espera en las cercanías, dijo la persona.

Los aviones de ninguna de las partes suelen cruzar la línea divisoria.

Cuatro buques de guerra estadounidenses, entre ellos el portaaviones USS Ronald Reagan, se encontraban en aguas al este de Taiwán en lo que la Marina estadounidense calificó como despliegues de rutina.

Ejercicios militares cerca de Taiwán

Desde la semana pasada, el Ejército Popular de Liberación de China ha llevado a cabo varios ejercicios, incluidos simulacros con fuego real, en el Mar de China Meridional, el Mar Amarillo y el Mar de Bohai, en una muestra del poderío militar chino.

Y unos minutos después de la llegada de Pelosi a Taiwán, el Gobierno chino anunció que realizará ejercicios militares en torno a Taiwán del 4 al 7 de agosto.

Los simulacros se llevarán a cabo en seis áreas que rodean la isla, según el comunicado, que dio coordenadas para los ejercicios.

ZONAS DE LOS EJERCICIOS MILITARES

Por razones de seguridad, los barcos y aeronaves relevantes no deben ingresar a las áreas y espacios aéreos sobre el mar durante este período”, informó la agencia gubernamental de noticias Xinhua.

Los simulacros chinos comenzarán el día después de la partida programada de Pelosi de Taiwán, pero mientras aún se encuentra en la región haciendo paradas en Corea del Sur y Japón, dos aliados clave de Estados Unidos.

El Ejército Popular de Liberación de China está en alerta máxima y lanzará una serie de acciones militares selectivas para contrarrestar esto, defender la soberanía nacional y la integridad territorial y frustrar la interferencia externa y los intentos separatistas de 'independencia de Taiwán".

Ministerio de Defensa de China.

¿Qué hace Pelosi en Taiwán?

Pelosi y su delegación desembarcaron de un avión de transporte de la Fuerza Aérea estadounidense en el aeropuerto de Songshan, en el centro de Taipéi, y fueron recibidos por el Ministro de Relaciones Exteriores local, Joseph Wu, y por Sandra Oudkirk, la máxima representante de Estados Unidos en Taiwán.

La mayoría de las reuniones previstas por Pelosi, incluida con la presidenta Tsai Ing-wen, estaban programadas para el miércoles.

Está previsto también que se reúna el miércoles por la tarde con un grupo de activistas que denuncian abiertamente los antecedentes de China en derechos humanos.

China considera que las visitas de funcionarios estadounidenses a Taiwán son una señal alentadora para los independentistas de la isla autónoma.

Beijing considera que Taiwán forma parte de su territorio y nunca ha renunciado a utilizar la fuerza para someter a la isla a su control. Taiwán rechaza las reivindicaciones de soberanía chinas y afirma que sólo su pueblo puede decidir su futuro.

Washington no tiene relaciones diplomáticas oficiales con Taiwán, pero está obligado por la ley estadounidense a proporcionar a la isla los medios para defenderse.

Pero al hacer oficial su visita a la isla, Pelosi aseguró que era una forma de defender la democracia en el mundo y el compromiso de Washington con Taiwán.

“La visita de nuestra delegación del Congreso a Taiwán honra el compromiso inquebrantable de Estados Unidos de apoyar la vibrante democracia de Taiwán”, dijo Pelosi en un comunicado poco después de aterrizar.

La solidaridad de Estados Unidos con los 23 millones de habitantes de Taiwán es hoy más importante que nunca, ya que el mundo se enfrenta a la elección entre autocracia y democracia".

Nancy Pelosi, presidenta de la Cámara de Representantes de EU.