El Covid fue un momento decisivo para este estilo de vida, con un aumento del 49% en las personas que se identificaron como nómadas digitales entre 2019 y 2020.

En EU, esta tendencia va en auge: MBO Partners asevera que son más de 17 millones de personas las que, en los próximos dos años, tienen en sus planes convertirse en "turistas permanentes".

¿Qué es un nómada digital?

Un nómada digital es una persona que se aprovecha de las nuevas tecnologías para realizar su trabajo en remoto a la vez que viaja por el mundo. Es decir, es alguien que trabaja a distancia y cambia regularmente de ubicación.

Tipos de nómadas digitales

Si bien se puede pensar que los nómadas digitales son todos aquellos que no acuden a una oficina a diario, es importante destacar que hay varios tipos en los que se pueden clasificar.

  • Freelancer: Este tipo de trabajador ofrece servicios sin estar asociado a una empresa. 
  • Emprendedor: El nómada digital emprendedor trabaja para sí mismo, su actividad responde a ofrecer/vender un producto digital. Algunos ejemplos de estos productos pueden ser libros electrónicos (e-books), cursos virtuales, audiolibros, aplicaciones para el celular, entre otros. 
  • Corporativo: El nómada digital corporativo sí pertenece a la cartera de empleados de una empresa, pero posee todos los beneficios de un nómada digital. Es decir, cumple con sus trabajos de forma remota, sin tener que atender un horario específico. 

Las herramientas imprescindibles 

Obviamente necesitarás una laptop y una buena conexión a Internet, así como unos cuantos recursos más:

  • Disco duro externo: no solo porque es posible que en tu portátil no entre todo, sino porque siempre debes tener una copia de seguridad de todos tus archivos.
  • Teléfono móvil: para estar en contacto con tu empleador o clientes.
  • Adaptador de corriente: diferente según a donde vayas.
  • Enchufe con varias tomas: porque justo cuando tú necesitas enchufar tres aparatos a la vez, hay sitios donde te das cuenta de que solo hay una toma.
  • Auriculares y micrófono (imprescindible para realizar reuniones online).
  • Equipos de fotografía y video digital podrían requerirse en ciertos casos.
  • Mochila adaptada para transportar dispositivos electrónicos.

Características y tips para ser un buen nómada digital

Es importante destacar que aunque esta modalidad de trabajo suena muy atractiva, no es ideal para todo el mundo. Es imprescindible contar con ciertas características que garanticen el éxito de este estilo de vida.

Datos de McKinsey muestran que:

La revista estadounidense Entrepreneur, especializada en negocios y gestión empresarial, ofrece algunos consejos para sacar el máximo provecho a esta experiencia:

Países que ofrecen visas exclusivas para trabajadores remotos

Al menos 33 países ya han lanzado visas para nómadas digitales, según un nuevo informe del Instituto de Política Migratoria, una organización independiente con base en Estados Unidos. 

Entre los beneficios que este tipo de visado tienen están los siguientes:

  1. El trabajador remoto tendrá la posibilidad de trabajar legalmente en el país de su elección, a través de internet, sin estar sujeto a las leyes fiscales locales que podrían encarecer el costo de vida. Por ejemplo, en Dubai, un nómada digital puede alquilar un apartamento legalmente e incluso abrir una cuenta bancaria, además de estar exento de pagar el impuesto sobre la renta del país.
  2. Los nuevos visados para nómadas digitales crean una base más sólida, estableciendo un marco legal que aporta más tranquilidad tanto a los trabajadores remotos como a las empresas que los emplean.
  3. La vigencia promedio de la visa es de un año, lo que da al viajero la posibilidad de trabajar tranquilamente y de poder disfrutar de todos los atractivos que el destino ofrece.
  4. Algunos países, como Argentina, ofrecen tarifas especiales en alojamiento, espacios de coworking y vuelos internos.
Fuentes: LinkedIn, Iberdrola, McKinsey

¡Síguenos en @reformanegocios!