En un comunicado, Donald Trump afirmó que no había cometido faltas, pero destacó que invocó la Quinta Enmienda para evitar la autoincriminación.

Se trata de un derecho constitucional que suele utilizarse en casos de alto perfil en escenarios que van desde el Congreso hasta programas de televisión sobre crímenes, pero hay matices importantes sobre su alcance.

Esto es lo que significa, y lo que no, invocar la Quinta Enmienda:

¿QUÉ ES LA QUINTA ENMIENDA?

La Quinta Enmienda de la Constitución de Estados Unidos establece una serie de derechos relacionados con los procedimientos legales, entre ellos que nadie “será obligado en ningún caso penal a testificar contra sí mismo”.

En el sentido más directo, eso significa que los acusados penales no tienen que dar testimonio condenatorio en sus propios casos. Pero también ha llegado a aplicarse en contextos no delictivos.

“Refleja muchos de nuestros valores fundamentales y las aspiraciones más nobles”, escribió la Corte Suprema en 1964.

Entre esos ideales están: evitar que las personas sean torturadas para que confiesen o que sean calzadas en un “cruel trilema de autoacusación, perjurio o desacato” al tribunal.

Muchas décadas antes, el tribunal también cuestionó la fiabilidad de las confesiones realizadas bajo coacción.

¿SE PUEDE APLICAR A UNA INVESTIGACIÓN CIVIL?

Con el tiempo, se ha entendido que la Quinta Enmienda protege a los testigos, y no solo a los acusados, en tribunales penales y civiles, así como en otras instituciones gubernamentales.

La Corte Suprema incluso ha sostenido que los derechos de la Quinta Enmienda protegen los trabajos de los empleados públicos que fueron despedidos después de negarse a testificar en las investigaciones a menos que obtuvieran inmunidad judicial.

La Quinta Enmienda también respalda la famosa advertencia de Miranda —“Tiene derecho a guardar sillencio”— sobre el derecho a permanecer callado y tener un abogado mientras se le interroga bajo custodia policial.

¿HAY LÍMITES A LA ENMIENDA?

Según lo que se ha convertido en el estándar legal, el testigo debe enfrentar un riesgo real de enjuiciamiento penal para poder invocar la Quinta Enmienda, explicó Paul Cassell, profesor de derecho penal en la Universidad de Utah. Eso significa enjuiciamiento por cualquier cargo en cualquier tribunal de Estados Unidos.

A veces hay disputas sobre si la protección de la Quinta Enmienda se está invocando de manera inapropiada. En ese caso, la autoridad que interroga puede pedirle a un juez que declare que alguien debe responder a los cuestionamientos o enfrentar desacato al tribunal y posibles sanciones.

En general, los tribunales han pensado que deberían otorgar el beneficio de la duda a alguien que podría ser procesado penalmente, en lugar de obligar a alguien a testificar".

Paul Cassell, experto de la Universidad de Utah.

Además, quien invoca la Quinta Enmienda puede puede decidir responder algunas preguntas, pero a otras no. No es necesariamente todo o nada.

Pero decidir responder selectivamente podría ser arriesgado: responder a una pregunta puede permitir que la otra parte argumente que el testigo no puede negarse a responder otros cuestionamientos relacionados.

Y las preguntas aparentemente seguras podrían estar destinadas a generar evidencia sobre una acusación que aún no está en el radar del testigo.

¿SI SE INVOCA, PUEDE USARSE EN CONTRA?

Legalmente, depende. 

En un caso penal, los fiscales no pueden comentar sobre la negativa de un acusado a testificar, y no se le puede aconsejar al jurado que está bien tomar el silencio de los acusados como una señal de culpabilidad. La Corte Suprema ha dicho que permitir esa inferencia penaliza a los acusados por simplemente valerse de una protección constitucional.

Pero en los casos civiles, los jurados generalmente pueden guardar silencio contra un acusado o testigo.

Luego está el tribunal de la opinión pública.

“¿Se ve mal? En opinión del público en general, sí”, dice Lenese Herbert, profesora de derecho penal de la Universidad de Howard. “Pero eso es solo el resultado de una mala educación cívica”.

Esta ex fiscal federal a menudo les recuerda a sus alumnos que, si bien los miembros del jurado pueden querer escuchar el lado de la historia del acusado, el trabajo del abogado defensor es asegurarse de que el jurado entienda que el cliente tiene derecho a no tomar el estrado.

EL CASO DE TRUMP, ¿CIVIL O PENAL?

El ex Presidente Donald Trump está bajo una investigación civil de la Fiscala general de Nueva York, Letitia James, pero los abogados del magnate han afirmado que se trata de una misión paralela a la pesquisa penal del fiscal de distrito de Manhattan, Alvin Bragg.

James ha dicho que su investigación encontró evidencia de que la compañía del empresario convertido en político, llamada Organización Trump, infló el valor de sus activos inmobiliarios para obtener préstamos, seguros y exenciones fiscales por donaciones de tierras. 

Trump ha negado las acusaciones y ha calificado a la investigación como una “cacería de brujas” política por parte de los funcionarios demócratas.

Mientras tanto, otros frutos de la investigación de James llevaron a la oficina del fiscal del distrito a presentar cargos penales por fraude fiscal contra la Organización Trump y su jefe de finanzas. Los acusados se han declarado inocentes en ese caso, que implica reclamos de compensación extraoficial.

¿QUÉ HA DICHO TRUMP?

En el pasado, Trump ha sugerido repetidamente que solo las personas que tienen algo que ocultar se acogen a la Quinta Enmienda contra la autoincriminación. Una vez declaró que “la mafia invoca la Quinta”.

Pero el miércoles, el ex Presidente dijo que no tenía más remedio que hacerlo.

El abogado de Trump, Ronald Fischetti, había dicho que aconsejaría a Trump que invocara la Quinta Enmienda a menos que se le otorgara inmunidad legal por sus respuestas, aunque Fischetti se quejó de que la publicidad que rodea tal elección ahora podría dañar la defensa de Trump si hay un cargo penal en el futuro.

Tres de los hijos adultos de Trump — Donald Jr., Ivanka y Eric—, ya han sido interrogados. Eric Trump invocó la Quinta Enmienda más de 500 veces durante su declaración de 2020 , según un expediente judicial. Según los informes, Donald Jr. e Ivanka dieron sus declaraciones recientemente, y aún no está claro si invocaron la protección.

Una vez pregunté, 'Si eres inocente, ¿por qué aceptas la Quinta Enmienda?' Ahora sé la respuesta a esa pregunta (...) La Constitución de los EU existe precisamente para este propósito, y la utilizaré al máximo para defenderme de este ataque".

Donald Trump, ex Presidente de EU