¿DE QUÉ LA ACUSAN?

El fiscal federal Diego Luciani dijo que la líder peronista —acusada junto a otros ex funcionarios— cometió los delitos de administración fraudulenta en perjuicio del Estado y de liderar una asociación ilícita para desviar fondos públicos durante sus Presidencias, entre 2007 y 2015.

La investigación busca establecer si Fernández y otros funcionarios de su gestión favorecieron a firmas del empresario Lázaro Báez al momento de licitar decenas de obras públicas en la Patagonia, muchas de las cuales podrían haber tenido sobreprecios o no habrían sido concluidas.

Luciani también pidió el decomiso de bienes involucrados en los delitos y la inhabilitación perpetua de Fernández para ocupar cargos públicos. Según la Fiscalía, la empresa que encabezaba Báez fue una estructura creada para extraer fondos del Estado mediante el direccionamiento de licitaciones y cuando concluyó el mandato de Fernández de Kirchner la compañía desapareció.

“Sólo podía subsistir con el amparo y la anuencia de la entonces Presidenta”, sostuvo Luciani.

Este es el primer pedido de condena contra la ex Presidenta en la docena de causas judiciales por diversos delitos que se iniciaron en su contra, algunas de las cuales fueron cerradas y otras continúan bajo investigación.

LOS DATOS DEL CASO

0
obras públicas.
0
personas imputadas.
0 mdd
habría sido el desfalco al Erario.

Se trata probablemente de la mayor maniobra de corrupción que se haya conocido en el país".

Diego Luciani, fiscal del caso.

¿QUÉ RESPONDIÓ LA VICEPRESIDENTA?

Un día después de que los fiscales pidieran la condena, la vicepresidenta Fernández de Kirchner cargó contra ellos y dijo que no han probado “nada de lo que dijeron” durante el juicio en el que la acusan de corrupción, al que calificó de “ficción”.

En una transmisión desde su oficina en el Senado, Fernández de Kirchner dijo que las acusaciones de las que es objeto fueron armadas para perseguirla políticamente y apuntó contra los fiscales por citar a testigos “con testimonios que colapsaron” a lo largo de las audiencias judiciales.

“Piden 12 años de prisión por los 12 años de nuestro Gobierno, el mejor que tuvo la Argentina en las últimas décadas. Por eso me van a condenar”, casi gritó la ex Mandataria en referencia a la animadversión que dijo sufrir por parte de sectores judiciales, políticos y mediáticos. Antes de sus dos mandato su marido Néstor Kirchner —fallecido en 2010— gobernó cuatro años.

Nada absolutamente nada de lo que dijeron (los fiscales) fue probado. Cuando dije que tenían la sentencia escrita, me quedé corta".

Cristina Fernández de Kirchner, Vicepresidenta argentina.

¿QUÉ SIGUE EN EL JUICIO?

OTROS ESCENARIOS