TERRITORIOS DE SAQUEO

En primer lugar, las piezas procedentes del occidente de México, la zona geográfica que abarca los actuales estados de:

  • Michoacán
  • Nayarit
  • Sinaloa
  • Jalisco
  • Parte de Zacatecas

"Hay un gusto o una búsqueda por parte de los coleccionistas o los anticuarios de fuera, por piezas que proceden de las culturas asentadas en el occidente de México, sobre todo de un estilo o una tradición que se conoce en la literatura arqueológica como tumbas de tiro. Un buen porcentaje de los bienes arqueológicos recuperados vienen de esta región del occidente".

Alejandro Bautista, subdirector del Registro de Monumentos Arqueológicos Muebles del INAH
Mapa: Grupo REFORMA

Prosiguen las del norte de México, región de la que se han recuperado vasijas y artefactos de los actuales estados:

Nuevo León

Chihuahua

Coahuila

Tamaulipas

Sonora

También son buscadas obras prehispánicas de las culturas huasteca, totonaca y olmeca.

En julio de 2022 fue retirada de subasta una estatuilla olmeca del preclásico medio, que pretendía venderse en la Casa de Subastas Montecarlo entre 5 mil y 8 mil euros.
Zona arqueológica de Paquimé, ubicada en Casas Grandes, Chihuahua; fue clave en las relaciones comerciales y culturales entre el sudoeste del actual territorio de los Estados Unidos y el norte de México. Imagen tomada de whc.unesco.org

"Son artefactos de piedra, como puntas de flecha, puntas de proyectil, cuchillos y raspadores frecuentemente recuperados, sobre todo, de Estados Unidos y algunas vasijas de un estilo que se le conoce como Casas Grandes o Cultura Paquimé".

Alejandro Bautista, subdirector del Registro de Monumentos Arqueológicos Muebles del INAH
Arqueólogo Alejandro Bautista.

En menor grado figuran objetos de las culturas maya, teotihuacana y mexica, como lo muestra un lote de más de 2 mil 500 bienes restituidos de manera voluntaria desde España hace unas semanas.

 

Una de las repatriaciones más numerosas provino de Barcelona, España, donde una familia hizo entrega a México de alrededor de 2 mil bienes prehispánicos de diversa índole. Foto; Cortesía INAH
Auto

¿Y QUÉ PASA TRAS SER REPATRIADAS?

Una vez repatriadas, estas piezas deben inscribirse en el Registro Público de Monumentos y Zonas Arqueológicos e Históricos del INAH.

  • Este registro no solo inscribe estos bienes repatriados, sino también los que pertenecen a coleccionistas privados. Alejandro Bautista, subdirector del Registro de Monumentos Arqueológicos Muebles del INAH, refiere un aumento de registros, al recibir, en promedio, entre 80 y 90 solicitudes al año en la última década, en comparación con las 40 anuales anteriores.
La colección de más de 41 mil 400 bienes arqueológicos amasada por el coleccionista Héctor Manuel Delgado Salas, apodado por su oficio de vendedor de lotería como "El chino billetero" y que tenía debidamente registrada ante el INAH, fue incorporada al acervo del INAH Sinaloa, se informó a finales de julio. Foto Cortesía INAH.

La inscripción en este registro es un trámite gratuito, mediante el cual la persona o institución que resguarda piezas obtiene una concesión de uso.

Anualmente se registran 30 mil o 35 mil bienes arqueológicos para sumar, hasta julio pasado, de 2 millones 150 mil.

Pieza de la colección de El chino billetero. Foto Cortesía INAH

En cuanto a bienes históricos muebles registrados la cifra ronda los 84 mil.

El 10 de agosto fue repatriada de Estados Unidos una escultura del siglo 17 que representa a San Antonio de Padua que fue robada del Templo de Santiago Apóstol de Jiutepec, Morelos, hace 20 años. Foto: Cortesía INAH