De estar moribundas, las presas La Boca y Cerro Prieto resucitaron gracias a las recientes lluvias.
Ahora, los embalses muestran una imagen distinta a la que exhibían hace apenas unos meses, cuando se agudizó la crisis hídrica.

PRESA LA BOCA

PRESA CERRO PRIETO