¿QUÉ DIJO PUTIN?

En un discurso a la nación, el Presidente Vladimir Putin ordenó la movilización militar parcial de sus reservistas para relanzar su “operación especial” en Ucrania.

Putin advirtió también a Occidente de que no bromea cuando dice que su país empleará todos los medios a su disposición para proteger su territorio, en lo que pareció una referencia a su capacidad nuclear. Dijo que Rusia tenía “muchas armas para responder”.

Dijo que la movilización militar parcial de sus 2 millones de reservistas era para defender a Rusia y sus territorios, argumentando que Occidente no quería la paz en Ucrania.

Putin reafirmó que su objetivo era “liberar” la región industrial del Donbás, en el este de Ucrania, y que la mayoría de los habitantes de la región no querían volver bajo el “yugo” de Ucrania.

Si la integridad territorial de nuestro país se ve amenazada, utilizaremos todos los medios disponibles para proteger a nuestro pueblo; esto no es un farol".

Vladimir Putin, Presidente de Rusia.

El Mandatario ruso dijo que Washington, Londres y Bruselas estaban presionando a Kiev para que “transfiriera las operaciones militares a nuestro territorio” con el objetivo de “saquear completamente nuestro país”.

El Ejército ucraniano ha atacado esporádicamente objetivos dentro de Rusia a lo largo del conflicto, utilizando armas de largo alcance suministradas por Occidente.

Acusó a altos cargos de las principales naciones de la OTAN de hacer declaraciones sobre “la posibilidad y la pertinencia de utilizar armas de destrucción masiva contra Rusia: armas nucleares”.

A los que se permiten tales declaraciones respecto a Rusia, quiero recordarles que nuestro país también dispone de diversos medios de destrucción y en algunos componentes más modernos que los de los países de la OTAN".

Vladimir Putin, Presidente de Rusia.

¿CÓMO SERÁ LA MOVILIZACIÓN?

El decreto con el que Putin declaró la movilización estipula que el Ministerio de Defensa determinará la cantidad de gente a reclutar.

Poco después, el Ministro de Defensa, Sergei Shoigu, dijo que la convocatoria se limitará a aquellos con experiencia como soldados profesionales o con servicio militar, y que no se llamará a estudiantes ni a reclutas.

0
reservistas serán convocados, según Shoigu.
0
de reservistas hay en total.

Según el jefe de la comisión de Defensa del Parlamento, Andréi Kartapolov, se verán afectados principalmente los soldados y suboficiales reservistas de menos de 35 años, y los oficiales subalternos reservistas de menos de 45 años.

Shoigu explicó que esta movilización era necesaria para mantener los territorios ocupados en Ucrania. La línea del frente “es de más de mil km. Evidentemente, hay que reforzar esa línea y la retaguardia”, dijo.

COMIENZAN LLAMADOS DE ALISTAMIENTO

Momentos después del anuncio de Putin, Pavel Chikov, un abogado especializado en derechos humanos, afirmó que los ciudadanos ya habían empezado a recibir órdenes de alistamiento.

En San Petersburgo, Chikov dijo que las oficinas de reclutamiento habían revelado paquetes de papeles de reclutamiento a las asociaciones de vecinos.

El Ministro de Defensa dijo que el Ejército estaba llamando a personas con experiencia de servicio y a “especialistas” militares para luchar en Ucrania. Pero no estaba claro quiénes serían.

Margarita Simonyan, redactora jefe del medio estatal RT y firme partidaria de Putin, dijo en un post que la lista de especialistas reclutados era clasificada, pero se ofreció a recoger las preguntas del público y a transmitirlas al Ministerio de Defensa.

Sin embargo, aquellos que tengan conocimientos médicos parecen estar en demanda, ya que Chikov, que ha asesorado a objetores que buscan evitar el reclutamiento, dijo que los médicos en Moscú estaban “recibiendo citaciones de las oficinas de reclutamiento en masa para venir a recibir órdenes de movilización”.

Al parecer, algunas empresas pidieron a sus empleados que facilitaran urgentemente los detalles de su servicio militar.

“Ya tenemos empleados que han recibido citaciones para mañana. Todos deben ser conscientes de que es posible que sean convocados por la mañana y no puedan trabajar al día siguiente”, dijo una importante empresa a sus empleados, en una nota a la que tuvo acceso Reuters.

En el metro de Moscú se podía ver a hombres estudiando los papeles de convocatoria, y en las calles, algunos residentes estaban preocupados por la mayor escalada del conflicto desde que Rusia invadió Ucrania hace casi 7 meses.

¿POR QUÉ AHORA?

Desde que Rusia lanzó su ofensiva en Ucrania, el 24 de febrero, el Kremlin no ha dejado de repetir que todo se está desarrollando “según el plan”. Incluso cuando tuvo que abandonar su ofensiva en Kiev y replegarse hacia el este, en primavera.

A principios de septiembre, las cosas cambiaron: las fuerzas ucranianas, armadas por Occidente, obligaron a los rusos a retirarse de la región de Járkov, en el noreste, y a retroceder en la cuenca del Donbás, en el este, y en Jersón, en el sur.

Además, los grandes países emergentes, cuyo apoyo esperaba conseguir Putin para su causa antioccidental, empezaron a mostrarse impacientes.

La pasada semana, el Primer Ministro indio, Narendra Modi, le dijo a Putin que no es el momento de “hacer la guerra”. Y el Mandatario ruso afirmó que el Presidente chino, Xi Jinping, le había manifestado sus “inquietudes” durante una reunión este mes.

Por otro lado, apenas ayer, los líderes separatistas de las regiones de Donetsk, Lugansk, Jersón y Zaporiyia anunciaron referendos del 23 al 27 de septiembre para decidir si se adhieren a Rusia como estados federales, un movimiento condenado por Occidente. De concretarse la anexión, Moscú podría cambiar el discurso y decir que su territorio está en riesgo.

HUYEN RUSOS DEL PAÍS

Tras el anuncio de Putin, muchos rusos se apresuraron a salir del país y los vuelos de ida desde Rusia se dispararon en precio y se agotaron rápidamente este miércoles.

Esto se da en medio de un temor de que Rusia podría cerrar sus fronteras o anunciar una movilización más amplia en la que todos los hombres en edad de luchar serán enviados al frente. El Kremlin se negó a comentar si las fronteras se cerrarán para los sujetos a la orden de movilización, y pidió a la gente que tenga paciencia mientras se aclara la ley.

En tanto, los vuelos directos desde Moscú a Estambul, Turquía, y Ereván, Armenia, destinos que permiten a los rusos entrar sin visa, se agotaron. Los vuelos de Moscú a Estambul a través de Turkish Airlines estaban todos reservados o no estaban disponibles hasta el domingo.

Algunas rutas con escalas, incluidas las de Moscú a Tiflis, la capital de Georgia, tampoco estaban disponibles, mientras que los vuelos más baratos a Dubai costaban más de 5 mil dólares, unas cinco veces el salario medio mensual.

El director de la agencia de turismo rusa dijo que aún no se han impuesto restricciones para viajar al extranjero. Aeroflot , la aerolínea de bandera del país, dijo que no está limitando la venta de boletos.

Y SALEN A PROTESTAR

Este mismo miércoles, los rusos salieron a protestar en todo el país en contra del llamado militar de Putin con coros a la voz de “¡No a la guerra!” y “¡No a la movilización!”.

La Policía rusa respondió arrestando a cientos en las decenas de ciudades que registraban protestas, de acuerdo con OVD-Info, una organización especializada en el recuento de detenciones.

En San Petersburgo, Vasily Fedorov, un estudiante que llevaba un emblema de paz en el pecho, se dijo en contra de la guerra.

“Todo el mundo tiene miedo. Estoy a favor de la paz y no quiero tener que disparar. Pero es muy peligroso salir ahora, si no habría habido mucha más gente”, dijo.

0
personas han sido detenidas.
En 0
ciudades rusas había protestas.