INUNDACIONES Y DAÑOS

“Ian” tocó tierra en Florida el miércoles por la tarde como un huracán de categoría 4 con vientos máximos sostenidos de 241 km/h y rápidamente convirtió el paisaje de la región en una escena de devastación.

Las aguas embravecidas del mar barrieron las casas frente al mar en Naples, Fort Myers y otros pueblos y ciudades. Los bomberos tuvieron que atravesar aguas que alcanzaban la altura del pecho para rescatar a personas, incluida una mujer en Naples que quedó varada en su automóvil.

En Venice y en otros lugares, los árboles caídos y las líneas eléctricas bloquearon las carreteras y techos fueron arrancados de las casas. Los botes amarrados se agitaban como corchos.

0
hogares seguían sin luz.
De hasta 0 metros
eran las inundaciones.

Nunca habíamos visto marejadas ciclónicas de esta magnitud. La cantidad de agua que ha estado subiendo, y probablemente seguirá subiendo hoy incluso cuando pase la tormenta, es básicamente el mayor evento de inundación de 500 años”.

LOS DAÑOS

Fotos: AFP

MUERTOS Y MILES ATRAPADOS

El Presidente de Estados Unidos, Joe Biden, pintó una escena devastadora e incierta, al asegurar que los primeros informes indican que podría haber “una pérdida sustancial de vidas” en el estado.


De acuerdo con AP se han confirmado cuatro muertos. Dos se dieron en la isla Sanibel, de acuerdo con el administrador de la ciudad Dana Souza.


En Deltona, un hombre de 72 años falleció después de caer en un canal mientras usaba una manguera para drenar su piscina bajo la fuerte lluvia, dijo la oficina del alguacil del condado de Volusia.


En el condado de Lake, un hombre de 38 años murió el miércoles en un accidente después de que su vehículo se hundió, según las autoridades.

Además, las autoridades fronterizas de Estados Unidos dijeron que 20 inmigrantes cubanos estaban desaparecidos después de que su bote se hundió frente a la costa el miércoles.

Un número no especificado de personas quedaron varadas en áreas de alto riesgo después de que decidieron pasar la tormenta en casa en lugar de obedecer las órdenes de evacuación, pero estaban fuera del alcance inmediato de los equipos de rescate, dijo el Gobernador Ron DeSantis.

En el suroeste del estado, la Policía dijo que los centros del 911 estaban abrumados por miles de personas varadas que estaban pidiendo ayuda, algunas con emergencias que amenazaban su vida.

La Guardia Costera comenzó los esfuerzos de rescate alrededor del amanecer en las islas de barrera cerca de donde golpeó “Ian”, dijo DeSantis. Los departamentos de bomberos también se desplegaron en las zonas inundadas.

En el área de Orlando, los bomberos del Condado de Orange usaron botes para llegar a personas en un vecindario inundado. Una foto que el departamento publicó en Twitter mostraba a un bombero cargando a alguien en sus brazos a través del agua hasta las rodillas. En un asilo de ancianos rodeado de agua, los pacientes fueron llevados en camillas a través de las inundaciones hasta un autobús que esperaba.

En Fort Myers, a unos kilómetros al oeste de la isla barrera donde “Ian” impacto, la familia de Valerie Bartley pasó horas desesperadas el miércoles sosteniendo una mesa de comedor contra la puerta de su patio, temiendo que la tormenta que azotaba afuera “estaba destrozando nuestra casa”.

Estaba aterrorizada. Lo que escuchamos eran las tejas y los escombros de todo en el vecindario que golpeaban nuestra casa”.

CONTINÚA SU CAMINO DESTRUCTOR

“Ian” se había debilitado hasta convertirse en una tormenta tropical el jueves por la mañana mientras atravesaba Florida, dejando a los residentes de la Costa del Golfo reparando los daños.

No obstante, aún se espera que produzca fuertes vientos, abundantes lluvias y marejadas ciclónicas en partes de Florida, Georgia y Carolina del Norte y del Sur, dijo el Centro Nacional de Huracanes (NHC) de Estados Unidos.

La tormenta, con vientos máximos sostenidos de 100 kph, se encontraba a unos 55 km al suroeste de Cabo Cañaveral, dijo el centro meteorológico con sede en Miami.

El Presidente Joe Biden aprobó, a petición del Gobernador, una declaración de desastre para proporcionar ayuda al estado.

MÁS IMÁGENES

Fotos: AFP

Y SEGUIRÁN LAS LLUVIAS

Algunas empresas de servicios públicos habían comenzado a restaurar el suministro a los clientes ahora que la tormenta había pasado por el sur de Florida, pero la cantidad de cortes continuaba aumentando a medida que la tormenta avanzaba por Florida hacia el Atlántico.

Se pronostica que “Ian” se debilitará aún más cuando cruce la península de Florida en dirección noreste y se espera que llegue a la costa atlántica el jueves por la tarde, dijo el NHC.

Pero continuaba desatando lluvias torrenciales a medida que avanzaba tierra adentro, lo que amenazaba con provocar inundaciones más extensas este jueves, dijo en NHC.

0 cm
de lluvia caerán en centro de Florida hoy.