Ola de protestas... y de muertes

Mahsa Amini, una joven iraní de origen kurdo de 22 años, murió el 16 de septiembre, tres días después de haber sido arrestada por la Policía de la moral por incumplir el estricto código de vestimenta femenino, que incluye el uso del hiyab sobre la cabeza.

Una ola de indignación agitó al país y el movimiento de protesta se convirtió en el más significativo desde las manifestaciones de 2019 contra la subida del precio de la gasolina.

La represión por parte de las autoridades iraníes desde el 16 de septiembre ha dejado casi cien muertos, según la ONG Iran Human Rights (IHR), con sede en Noruega, aunque el Gobierno reconoce menos.

0
muertos en las protestas.
0
decesos reconoce Irán, incluyendo 12 policías
0
detenidos o más.

Se rebelan las jóvenes

El fin de semana pasado, un grupo de estudiantes se congregó y luego fue arrinconado por la Policía antidisturbios en un estacionamiento subterráneo de la Universidad Tecnológica Sharif. Luego fueron detenidos.

Desde entonces grupos de estudiantes mucho más jóvenes, muchas veces chicas que cursan estudios secundarios, tomaron el relevo de las protestas que consisten en retirarse el velo y gritar consignas contra el régimen.

Un video verificado muestra a chicas jóvenes con la cabeza descubierta gritando “muerte al dictador”, en referencia al líder supremo de Irán, ayatolá Ali Jamenei, el lunes en una escuela de Karaj, al oeste de la capital Teherán.

Otro grupo entonó la consigna “Mujer, vida, libertad” mientras se manifestaron por una calle.

Son escenas verdaderamente extraordinarias. Si estás manifestaciones logran algo, va a ser gracias a estas colegialas".

Otra joven muerta

Desde el inicio del movimiento de protesta el régimen iraní intensificó la represión deteniendo a los partidarios de las revueltas más prominentes e imponiendo duras restricciones al acceso a las redes sociales.

En la noche del martes al miércoles, el cantante de pop Shirvin Hajipour —que había sido detenido después de difundir un tema a favor de las protestas que se convirtió en un éxito viral— fue liberado bajo fianza.

Al mismo tiempo, las autoridades judiciales iraníes negaron este miércoles cualquier vínculo entre la muerte de una adolescente y las manifestaciones.

En las redes sociales, circuló información de que la joven Nika Shahkarami fue asesinada por las fuerzas de seguridad durante las manifestaciones.

La violenta represión de las manifestaciones en Irán generó una ola de condena en todo el mundo y concentraciones en apoyo a las mujeres iraníes en una decena de países.

Choque entre Occidente e Irán

Después de que Estados Unidos y Canadá anunciaran sanciones, la Unión Europea anunció también su intención de imponer “medidas restrictivas” para protestar “por la forma en la que las fuerzas de seguridad respondieron a las manifestaciones”.

El Ministro de Relaciones Exteriores, Hosein Amir Abdolahian, advirtió a la UE que podría esperar “una acción recíproca”.

Este miércoles, Irán convocó al Embajador británico, Simon Shercliff, para expresar su protesta por la “interferencia” del Ministerio de Relaciones Exteriores del Reino Unido en asuntos internos del país, por sus críticas a la forma en la que las autoridades reaccionan a las protestas.

Irán ha acusado en varias oportunidades a fuerzas en el exterior de atizar las protestas y en sus primeros comentarios públicos desde la muerte de Mahsa Amini, el guía supremo de Irán, el Ayatolá Ali Jamenei, acusó el lunes a los principales enemigos de Irán, Estados Unidos e Israel, de haber fomentado los incidentes.

Digo claramente que estos disturbios y la inseguridad han sido urdidos por Estados Unidos y el falso régimen sionista de ocupación, así como por sus agentes a sueldo, con la ayuda de algunos iraníes traidores en el extranjero".