La seguridad es el principal concepto con el que se desarrolla y se perfecciona un vehículo. La tecnología ha permitido mejorar este tema ofreciendo mejores sistemas o asistencias de conducción que ayuden a minimizar el riego de un accidente al momento de trasladarse del punto A al B.

Un ejemplo de ello es el sistema ADAS, o también conocido en español como Sistemas Avanzados de Asistencia al Conductor. Su principal función es mejorar la experiencia de manejo a través de distintos sistemas que permitan aumentar la seguridad y el confort del conductor y pasajeros.

A continuación te explicamos algunas de las tecnologías que componen los Sistemas Avanzados de Asistencia al Conductor ADAS.

FRENADO DE EMERGENCIA

Este sistema puede medir la distancia con relación al auto de adelante y en caso de una reacción tardía del conductor al momento de frenar, el auto tiene la capacidad de aumentar la presión del freno para evitar un impacto frontal. También puede detectar peatones y trabaja de la mano con otros sistemas, como el ABS y el control de estabilidad.

ASISTENCIA DE MANTENIMIENTO DE CARRIL

El sistema puede detectar un cambio de carril involuntario a media o altas velocidades si es que el conductor no utiliza las luces direccionales. La alerta puede ser de manera luminosa, acústica o por medio de vibraciones. También tiene la capacidad de corregir la dirección del volante y regresarlo a su carril.

PUNTO CIEGO

Este elemento ayuda a evitar impactos laterales cuando otro vehículo se encuentra en alguno de los costados, y por el ángulo, el conductor no lo puede observar. El sistema manda una alerta a través de una luz que se refleja en los espejos laterales.

CÁMARA DE SEGURIDAD TRASERA

Con ayuda de sensores y cámaras, el sistema puede detectar y alertar al conductor si hay otros vehículos o peatones al momento de poner el auto en reversa. En algunos casos, este asistente de conducción es capaz de frenar el auto si no existe una reacción inmediata y también agrega líneas auxiliares para estacionarse.

Este sistema se suele complementar con el asistente de tráfico cruzado, que alerta si un coche se acerca de forma perpendicular.

VELOCIDAD INTELIGENTE

Esta tecnología permite controlar la velocidad del automóvil de manera automática para respetar los límites establecidos en cada vía. Cuenta con la opción de ser desactivada por medio de un botón, si es que el conductor lo desea.

Este también se puede encontrar como control crucero adaptativo, que tiene la capacidad de disminuir o aumentar la velocidad con base al ritmo que lleve el auto de enfrente, e incluso frenar a fondo si es necesario.

OTROS SISTEMAS

Las asistencias de conducción dependerán de la marca automotriz o las leyes establecidas en cada país.

Andrés Muñoz

Andrés Muñoz

automotriz@reforma.com

Te recomendamos: