Más de 120 futbolistas que competirán en el Mundial de Qatar 2022 no jugarán por su país de nacimiento, sin embargo, defenderán los colores de los países que eligieron representar y también sueñan con levantar la Copa del Mundo.

Los países que recurren a la naturalización de jugadores son principalmente Marruecos, Túnez, Senegal y Qatar.

Rogelio Funes Mori por México

El delantero Rogelio Funes Mori cumplió con todos los requisitos y recibió la carta de naturalización que lo acredita como mexicano desde 14 de junio del 2021.

Esto le valió ser convocado para jugar en la Selección Mexicana y no con Argentina, sin embargo, su lugar en el Tricolor para Qatar 2022 ha sido cuestionado por una parte de la afición.

Ansu Fati por España

La estrella del Barcelona Ansu Fati recibió la naturalización para jugar por España en 2019.

El delantero nació en Guinea-Bisáu en octubre de 2002, aunque desde 2009 reside en España y ahí terminó sus estudios. Luego de completar los 10 años de residencia exigidos obtuvo la ciudadanía española.

Steve Mandanda por Francia

El campeón del mundo Steve Mandanda ha representado los colores de Francia.

El portero suplente de la Copa del Mundo 2018 nació en Congo, pero se mudó a Francia cuando era un adolescente y optó por la nacionalidad francesa.

Qatar 2022 será su tercera Copa del Mundo después de Rusia 2018 y Sudáfrica 2010.

Pepe a Portugal

Pepe es un futbolista de origen brasileño naturalizado portugués y fue el 21 de noviembre de 2007 cuando compitió oficialmente con la selección lusa.

A sus 39 años es uno de los jugadores más veteranos que jugarán en Qatar 2022. Ha participado en los Mundiales de 2010, 2014 y 2018. 

Raheem Sterling por Inglaterra

Raheem Sterling nació en Jamaica y desde pequeño vivió en uno de los barrios más peligrosos de Kingston, con sólo seis años emigró a Londres con su madre.

Solía pararse frente a Wembley y soñar con ser seleccionado de Inglaterra. En Qatar 2022 jugará su tercera Copa del Mundo después de Brasil 2014 y Rusia 2018.