Una de las empresarias vitivinícolas más reconocidas en la industria internacional, Cristina Forner, arribó a la Ciudad de México para compartir, acompañadas de anécdotas, algunas de las cosechas de su bodega, Marqués de Cáceres.

Con motivo del 50 aniversario de la empresa que fundó su papá, Enrique Forner, y que ella preside desde 2007, la franco española ofreció una cata vertical, durante la cual narró un poco sobre la historia y el éxito de su familia.

Cristina Forner junto al equipo de Marqués de Cáceres.

Esta cata es una especie de homenaje a mi padre, Enrique Forner, un hombre visionario, el motor y también el alma del Marqués de Cáceres, quien toda su vida se dedicó a la elaboración del vino”.

CRISTINA FORNER, presidenta de Marqués de Cáceres
Pilar Meré
Heliodoro Rodero

Marqués de Cáceres, desde que se fundó, tuvo un carácter muy especial porque hizo un vino diferente a los riojas tradicionales; después de 50 años sigue actualizándose”.

HELIODORO RODERO
Durante la cata vertical, organizada por Marqués de Cáceres México, los asistentes disfrutaron cinco cosechas: Gran Reserva 1987, 1995 y 2005; Gaudium 2008 y Reserva 50 Aniversario, 2016.

Cerca de 40 socios y colaboradores de Marqués de Cáceres, así como especialistas en el sector, arribaron al Centro Asturiano de México para deleitar su paladar y hacer un recorrido por el tiempo con cinco añadas, de la mano de Mauricio Jiménez, durante el 50 aniversario de la firma.

Cristina Forner y Mauricio Jiménez

Fue una selección especial de acuerdo a un catálogo, se escogieron las cosechas que están marcadas como muy buenas o excelentes, tratando de tocar diferentes décadas de la bodega”.

MAURICIO JIMÉNEZ, sommelier
Luis Antonio Morones
Héctor de la Cruz y Ana Carla Martínez
Mauricio Jiménez
Rodrigo Rodero y Juan Pablo Serratos

Festín para los sentidos

Atrás quedó la idea de que un buen vino sólo se disfruta durante una cena formal o con una tabla de quesos, pues, hoy en día, son más las opciones para degustarlo.

Así lo dejó claro Cristina Forner, presidenta de Marqués de Cáceres, quien, para celebrar el 50 aniversario de esta casa vitivinícola, ofreció un encuentro en el que un grupo de fanáticos de este fermentado retó sus sentidos a través de una experiencia sensorial.

Cristiana Forner, Germán Rubiales y Raúl Gil

Hace unos días tuvimos una cata vertical más formal, pero hoy toca divertirse con el vino, disfrutar con él, al ritmo de la música y la fiesta”.

CRISTINA FORNER, presidenta de Marqués de Cáceres
Gabriela Velázquez y Mónica Moreno
Pablo Casas y Rocío Arauz

A lo largo de la reunión por el 50 aniversario de Marqués de Cáceres, los presentes tuvieron la oportunidad de probar cuatro etiquetas de esta prestigiosa bodega: Excellens Rosé, Marqués de Cáceres Reserva, La Capilla Seleccionada y Gaudium; cada uno acompañado de una melodía, aroma y bocadillo diferente.

Rodrigo Rodero y Alejandra Romo

Me parece increíble darme cuenta que una marca como ésta, que tuvo presencia en la época de nuestros papás y abuelos, y que veíamos como una bebida de los viejos, hoy en día forme parte de un ambiente moderno, juvenil y con estilo fresco”.

RODRIGO RODERO, empresario vitivinícola
Heliodoro Rodero y Ana Mari Elizondo
Karen Parra y Alejandro Cortés

Además de esta dinámica, por su 50 aniversario, los presentes también tuvieron la oportunidad de conocer parte de la historia y los orígenes de Marqués de Cáceres, gracias al montaje de una línea del tiempo en los pasillos de un spot de Lomas de Chapultepec.

En las redes