La región peruana de Puno, fronteriza con Bolivia, inició este martes 10 de enero un duelo de tres días por la muerte de 17 personas en la víspera, en la jornada más violenta desde que comenzaron en diciembre las protestas contra el Gobierno de Dina Boluarte tras la destitución y arresto del ex Mandatario izquierdista Pedro Castillo.

La decisión del duelo fue tomada por el Gobierno de Puno la noche del lunes, que llamó a la Fiscalía a realizar una investigación para identificar a los responsables de las muertes.

0
civiles han fallecido desde que estallaron las protestas en Perú a principios de diciembre.