Si bien el Gobierno reconoció que para el Tramo 5 Sur del proyecto aún no hay permisos de impacto ambiental y la obra continúa gracias a un decreto, también resaltó, por ejemplo, los trabajos de reforestación y los espacios protegidos considerados a lo largo de los mil 525 kilómetros de la ruta.

REFORESTACIÓN

A cambio de los 300 mil árboles afectados por la construcción del Tramo 5, en la ruta del Tren Maya, desde 2019, la Secretaría del Medio Ambiente asegura que en la ruta del Tren Maya, desde 2019, se están reforestando 142 mil 852 hectáreas con más de 142 millones de árboles.

En total, se han reforestado 450 mil 216 hectáreas con la siembra de 450 millones de árboles maderables y frutales en los cinco estados por donde pasará el tren: Campeche, Chiapas, Quintana Roo, Tabasco y Yucatán.

En total, según la Semarnat, se han reforestado 450 mil 216 hectáreas con la siembra de 450 millones de árboles maderables y frutales en los cinco estados por donde pasará el tren: Campeche, Chiapas, Quintana Roo, Tabasco y Yucatán.

Estamos hablando de más 142 millones de árboles sembrados contra los 300 mil árboles que solo van a ser en el Tramo 5 Sur, y que han generado mucha polémica, y estamos hablando en este caso de acahuales (...) y aquí estamos hablando de 142 millones de árboles maderables preciosos".

María Luisa Albores, Secretaria de Medio Ambiente

CONSERVACIÓN

Con el programa Pago de Servicios Ambientales de la Comisión Nacional Forestal, en la ruta del Tren se están invirtiendo más de 340 millones de pesos en acciones de conservación que involucran a las comunidades. Estas acciones abarcan 192 mil 93 hectáreas.

ÁREAS NATURALES

La Semarnat destaca que a lo largo de la ruta hay 25 áreas naturales protegidas, con más de ocho millones de hectáreas en régimen de conservación, y se procurará que tengan programas de manejo actualizados.

Además, se crearán tres áreas naturales más: Calakmul 2, que implicará la protección de 5 mil 791 hectáreas para flora y fauna; el Parque Nacional Jaguar, con 2 mil 260 hectáreas, y Nuevo Uxmal, de 2 mil 230 hectáreas.

También se tiene considerado un parque de esparcimiento, el Parque La Plancha, en Mérida, Yucatán, de 7.5 hectáreas.

PASOS DE FAUNA

A lo largo de toda la ruta del Tren Maya se han desarrollado 269 pasos de fauna que evitarán la fragmentación de los ecosistemas permitiendo la reintegración de las especies locales a su hábitat, y se esperan que sean más.

Según la Semarnat, esta obra tendrá el mayor número de pasos de fauna, con el propósito de fomentar la protección de jaguares, ranas, serpientes y monos araña, entre otros.

REDUCCIÓN DE EMISIONES

El Tren Maya es un transporte moderno con 700 kilómetros que van a ser eléctricos y que ocupará Diesel Ultra Bajo Azufre (DUBA).

Un análisis preliminar del INECC estima que con el uso del Tren Maya para 2030 se habrán mitigado de 392 mil toneladas de bióxido de carbono equivalente (MTCO2).

OTRAS ACCIONES

Se tiene un Plan de Vigilancia Ambiental con 14 programas específicos que incluyen rescate y reubicación de fauna silvestre, prevención y mitigación en cenotes, manejo de flora y fauna y manejo de residuos.

CONECTIVIDAD

El Tren Maya, de acuerdo con la Semarnat y el Fonatur, permitirá reducir los tiempos y los costos del transporte de mercancías, pasajeros y turistas dentro de la península de Yucatán, lo que ayudará a liberar la carga vehicular en las carreteras, lo que reducirá las emisiones contaminantes.