Sus precios con vigencia al 4 de septiembre serán de 400 pesos el cilindro de 20 kilogramos y 600 pesos el cilindro de 30 kilogramos.

Para Iztapalapa se tienen definidas mil 680 rutas. Cada camioneta de reparto tendrá 24 rutas al mes.

En una primera etapa, entregarán cilindros nuevos y recogerán los usados para que sean sometidos a un proceso proceso de rehabilitación.

Para el arranque en esa demarcación, Pemex echó mano de sus instalaciones en Tula y Tepeji. Sin embargo, su plan es habilitar llenaderas en seis puntos de la CDMX.

De acuerdo con el Gobierno, se garantizará que cada cilindro contenga la cantidad de gas exacta vendida. El consumidor podrá verificarlo con el sello térmico de la válvula.

Después de Iztapalapa, las Alcaldías que tendrían el servicio son Azcapotzalco, Gustavo A. Madero, Milpa Alta, Xochimilco y Tláhuac.

El objetivo para enero de 2022 es llegar a 1.2 millones de viviendas en todas las alcaldías de la Ciudad de México.