La narcoguerra es emprendida principalmente por el Cártel de Jalisco Nueva Generación contra Cárteles Unidos, así como contra el Ejército.

En los municipios de Aguililla, tierra del líder del CJNG, Nemesio Oseguera “Mencho”, así como en Tepalcatepec, Buenavista, La Huacana, Nueva Italia, Parácuaro, Gabriel Zamora, Apatzingán y Nuevo Urecho se ha focalizado la violencia.

Es preocupante las armas de alto calibre, la capacidad de fuego que tienen, ya sea de forma ultramayoritaria en armamento militar, rifles de asalto o incluso armas todavía más potentes, uniformes, cascos, chalecos antibalas. El prototipo del grupo michoacano hoy se parece mucho a un miembro de las Fuerzas Armadas. Gente bastante entrenada"

Romain Le Cour, analista de violencia

Equipo táctico y armamento decomisado por el Ejército y la Guardia Nacional al narcotráfico en la segunda semana de febrero.

Los sicarios del Cártel Jalisco Nueva Generación han recurrido a drones explosivos para sus ataques.

Los sicarios usan drones comerciales y los modifican con un “ganchito” que sirve para cargar el explosivo que tiene pegado un vaso de plástico, el cual al ser soltado vía remota desde el aire servirá como “paracaídas”.

Cuatro soldados resultaron heridos, uno de gravedad, luego de que una mina terrestre detonó mientras los efectivos realizaban un recorrido por la región de Tierra Caliente, Michoacán.

Desde que el Gobernador Alfredo Ramírez Bedolla (Morena) rindió protesta, el pasado 1 de octubre, en Michoacán se tiene un registro de por lo menos mil 114 asesinatos.